La directora del Aeropuerto de Córdoba, Sonia Martín
La directora del Aeropuerto de Córdoba, Sonia Martín - ABC
ENTREVISTA

Sonia Martín, directora del Aeropuerto de Córdoba: «Barcelona, París o Londres son rutas con potencial»

El 1 de febrero la nueva pista ampliada cobrará sentido once años después de proyectarse. Ahora faltan los vuelos...

CÓRDOBAActualizado:

El próximo 1 de febrero, la ampliación de la pista del Aeropuerto de Córdoba estará, tras once años de proyectos y obras, totalmente disponible para acoger vuelos comerciales. Una premisa incompleta por la ausencia de éstos a corto o medio plazo. Aunque el Gobierno y la Junta empezaron a trabajar en un plan de marketing al respecto hace tiempo, poco o nada se ha resuelto. La directora del Aeropuerto de Córdoba, Sonia Martín Jiménez, desgrana los retos a los que se enfrenta esta infraestructura en una extensa entrevista que puede consultarse íntegra en la edición impresa de ABC Córdoba o en Kiosko y Más.

Aunque hay trabajo avanzado, aún falta una hoja de ruta que se enriquezca con las aportaciones de todos. «El plan de marketing no tiene sentido sin la participación del resto de las instituciones y entidades involucradas en la promoción turística y de negocios del destino Córdoba», explica. «Una compañía sólo implantará una conexión si, lógicamente, le resulta rentable. Atendiendo a esto, además de los servicios y la capacidad operativa del aeropuerto, influirá la demanda que sea capaz de generar el destino, el interés que despierte para que los aviones salgan y lleguen con un índice de ocupación elevado. El aeropuerto es un eslabón más dentro de la cadena que conforman los distintos agentes encargados de la promoción de Córdoba».

La implantación del AFIS por parte de AENA sumada a la ampliación de la pista de vuelo ha hecho al aeropuerto más versátil, atractivo y funcional, explica su directora. De los análisis realizados hasta ahora se extrae que «hay destinos que podrían tener potencial, como Barcelona o Palma de Mallorca, o incluso vuelos chárter con Canarias, Londres o París». No obstante, insiste, «conseguirlo no depende sólo del aeropuerto». La proximidad de dos grandes aeropuertos como los de Sevilla y Málaga, a una hora en coche y AVE, no es un hándicap. «El modelo de gestión de AENA, basado en el concepto de red, hace que nuestros aeropuertos sean complementarios entre sí», asegura.

Sin embargo, hay vida más allá de los vuelos comerciales. «No me gustaría que se perdiera de vista la importante labor que cumple este aeropuerto en ámbitos como la aviación general (aviación privada), formación de pilotos, vuelos sanitarios o mantenimiento de aeronaves. Son actividades que sería complicado desarrollar en otros aeropuertos con mayor actividad comercial», defiende Martín. De hecho, la climatología y orografía de la zona harían del aeropuerto «una muy buena base para la implantación de escuelas de vuelo, empresas de deportes aéreos o firmas de mantenimiento de aeronaves».