Componentes de las Ampas a las puertas del uno de los colegios afectados por el calor
Componentes de las Ampas a las puertas del uno de los colegios afectados por el calor - ABC
EDUCACIÓN

Los padres de los colegios públicos de Córdoba temen a otro fin de curso con mucho calor

Exigen una auditoría del estado de los centros para conseguir la climatización

CÓRDOBAActualizado:

Más de medio centenar de representantes de Asociaciones de Padres y Madres de alumnos de colegios públicos de la Córdoba (Ampas) y algunos de la provincia denunciaron este pasado sábado a las puertas del centro social Rey Heredia que los alumnos volverán a pasar calor este verano en las aulas ante «la pasividad de las administraciones que han empezado tarde sus actuaciones de climatización de centros públicos».

Carmen Córdoba, la portavoz de la plataforma «Niños y niñas del sur», del Ampa Mirasierra, una de las asociaciones unidas a la plataforma a la que pertenecen más de 50 ampas de centros educativos públicos 43 de la capital y el resto de la provincia dio cuenta ayer de todas las reuniones mantenidas con instituciones para trazar una línea de actuación.

«Empezamos las manifestaciones en la calle en noviembre, luego hemos mantenido reuniones con todos los partidos políticos y la Alcaldía, que a lo único que se comprometió fue a realizar una auditoría de estos centros públicos municipales de las que nunca se había hecho alguna», explicó Córdoba. Lo que sí arrancó esta plataforma de padres de alumnos de la enseñanza pública al Consistorio fue ese compromiso de empezar a trabajar en los centros educativos municipales, que reconocían que estaban en «muy mal estado, más aún después de los temporales de este invierno, que han levantado incluso tejados».

De hecho, las previsiones para este curso dicen, según la plataforma, que «volverá a ser igual que el año pasado, en que se pusieron toldos en ocho centros en la provincia y seis en la capital». Eso supondrá una situación análoga a la de 2017: «Cuando llegue la primera ola de calor la temperatura dentro de aula no bajará».

En este sentido, explicaron que «la Junta ha empezado con un granito de arena», porque en mayo iban a empezar con las obras que se pudieran compatibilizar con la actividad educativa y el resto cuando concluya el curso. «Ellos se centran en mejora de cubiertas, ventanas (aislamiento del edificio), y luego arboleda y toldos. Consideran que esos elemento son suficientes, pero no en el aire acondicionado», afirma. La realidad, según la plataforma, es que «ningún colegio de Córdoba está preparado para aguantar aire acondicionado, es decir, que cuente con un sistema eléctrico que soporte esa capacidad;y de otro lado, no es sostenible su mantenimiento en un futuro. Necesitamos un trabajo mucho más amplio a medio plazo».