Restos del incendio en la escalera del bloque - P. G-B.
SUCESOS

Los testigos del incendio en Córdoba: «Fue terrible, vimos a un hombre en llamas en el balcón»

Los inquilinos de la quinta planta aún no ha podido regresar a sus casas

CÓRDOBAActualizado:

Al entrar a la cuarta planta el hollín en las paredes y una casa arrasada por las llamas, sin puertas ni ventanas, dan idea de qué pudo pasar en estas viviendas sociales de Vimcorsa del bloque número 1 de la calle Periodista Justo Urrutia, en Córdoba. El hombre que resultó herido de gravedad durante el incendio ha fallecido este jueves en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla a causa de las quemaduras, mientras otras nueve personas, entre ellas agentes de la Policía Local, se vieron afectados por el humo y crisis de ansiedad.

Una de las vecinas del bloque, María Gutiérrez, asegura que aún pudo ser peor, si llega a producirse de madrugada. «El perro empezó a ladrar mucho, y se lo dijeron a la mujer que estaba en la cafetería y al subir abrió la puerta y ya no pudo entrar, las llamas salían por las puertas. Su marido, que al parecer se había quedado dormido cuando se produjo el fuego por una estufa, se refugiaba aún con llamas en el balcón, ante la mirada atónita y de desesperación de los vecinos. «Al principio, desde la calle parecía un niño en llamas arrinconado en la terraza, pensamos lo peor; fue muy desesperante», reconoce esta vecina del bloque afectado.

«Lo primero fue escuchar como un petardo muy fuerte, que era cuando explotaron los cristales de la casa, y ya todo fue muy rápido. En el bloque habría cuatro niños, el resto estaba en el colegio», relata esta vecina. Otro de los vecinos de la planta cuarta, frente a la casa afectada ha explicado a ABC que «cuando se produjo el incendio mis nietos estaban arriba en la casa con mi mujer, y fue mi nuera la que desde la calle vio el fuego y subió rápidamente a por todos, pero estaba ya todo negro, bajaron como pudieron por las escaleras».

Los inquilinos de la quinta planta, los más afectados por el incendio, y que aún no han podido regresar a sus casas, corrieron peor suerte. «El humo les había invadido sus casas y se refugiaron en la terraza. Pasaron de una a otra, porque ya no podían bajar por las escaleras. Los rescataron los bomberos y cuatro de ellos precisaron atención hospitalaria», recuerda este mismo vecino a ABC.