DÍA INAUGURAL

Todo listo para el arranque de la Feria de Córdoba 2017

Los caseteros ultiman detalles para que el encendido de 1,7 millones de puntos de luz dé por inaugurada la Feria

Dos personas colocan farolillos en una caseta de la Feria de Córdoba - VALERIO MERINO/ VÍDEO I.C.

Una grúa coloca en su lugar, a varios metros de altura, el luminoso que anuncia una célebre montaña rusa. El operario lo hace rápido y con destreza, acostumbrado como está a montarlo y desmontarlo por ferias de todo el país. Se cruzan camiones sobre el albero mientras los feriantes ordenan en el expositor los premios que en algo más de veinticuatro horas estarán cantando a voz en grito. Es una mañana soleada de mayo en el Arenal. Soleada y calurosa, como anunciando lo que está por venir.

Y mientras la calle del Infierno ya presume de color, los caseteros se lo ponen, a brochazos, a sus recintos. La recta final de los preparativos en la víspera del tradicional alumbrado. Durante diez días el bullicio de la ciudad se traslada al Arenal, donde emergen recintos en el solar que el resto del año sirve de aparcamiento o de lugar de esparcimiento y barbacoa.

Dos personas entran con una maceta en una caseta de la Feria
Dos personas entran con una maceta en una caseta de la Feria- VALERIO MERINO

La culpa la tienen los promotores de casi un centenar de casetas -la cifra varía según la edición de la Feria- que cada año se esmeran en construir y adecentar los recintos para recibir a cordobeses y visitantes. Ayer, hacia el mediodía, aún había quien colocaba los últimos ladrillos para cerrar la caseta mientras otros andaban ya colgando farolillos y dando la última mano de pintura.

Este año en total serán 98 las casetas que den vida al ferial. Y para los que aún prefieran los cacharritos a los cacharros, habrá 74 atracciones repartidas por la Calle del Infierno. No faltarán clásicos como los coches de tope, la barca vikinga o la mansión del terror. Tampoco la gran noria, casi un símbolo de toda feria que se precie, que ayer dejaba caer su sombra sobre la arena mientras los operarios hacían las primeras pruebas.

Un feriante ultima preparativos en un puesto de apuestas
Un feriante ultima preparativos en un puesto de apuestas- VALERIO MERINO

Repartidos por el recinto ferial habrá además hasta 180 puestos de venta de comida, tómbolas y otros negocios típicos que suelen hacer las delicias de los más pequeños, como aquellos en los que pescar el pato de goma con más puntuación supone ganar el mayor trofeo de la Feria: el peluche de moda. Este año, los que emulan a los emoticonos de Whatsapp se disputan la arena con otros recién regresados de los años 80, como las «mascotas» de los Cazafantasmas, sin desmerecer a los siempre imperantes héroes de la Patrulla Canina.

Por su parte, el dispositivo de socorros y primeros auxilios que cada año prepara Cruz Roja Española en El Arenal con motivo de la celebración de la Feria de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba estará integrado en esta ocasión por alrededor de un centenar de voluntarios y voluntarias, seis ambulancias y varios vehículos de apoyo logístico, preparados para atender cualquier emergencia sanitaria que ocurra desde hoy viernes por la noche hasta el domingo 28 de mayo en el recinto ferial.

A partir del domingo 28 de mayo, emprenderán la huida. Casetas, atracciones y puestos ambulantes. Unos partirán rumbo a la próxima feria; otros, hacia un merecido descanso. Apenas unas semanas después de la traca final de los últimos fuegos, el Arenal deberá estar tal y como lo encontraron a su llegada. Un erial listo para acoger el mercadillo de los domingos, alguna fiesta y más de una barbacoa veraniega. Hasta que la próxima primavera le devuelva el color incomparable de una feria.

Toda la actualidad en portada

comentarios