Francisca Granados, asesora jurídica de Juana Rivas.
Francisca Granados, asesora jurídica de Juana Rivas. - L. R.
CASO JUANA RIVAS

La asesora jurídica de Juana Rivas se defiende de las acusaciones de instrusismo

Francisca Granados ha declarado este miércoles por la denuncia que contra ella formuló el Colegio de Abogados de Granada

Actualizado:

Francisca Granados, asesora jurídica del Centro de la Mujer de Maracena, ha declarado este miércoles en el Juzgado de Instrucción 3 de Granada por la denuncia que contra ella formuló el Colegio de Abogados de Granada. En declaraciones a este periódico, Granados ha manifestado su disconformidad con la visión expuesta por el Colegio de Abogados de Granada, para el que la asesora jurídica sobrepasó sus funciones y dio a «entender» que «llevaba la dirección jurídica» del caso de Juana Rivas por sus repetidas apariciones en prensa durante el pasado verano.

«Para nada he hecho ningún tipo de intrusismo ni he invadido ninguna competencia que no tenga que ver con la labor de asesora jurídica, puesto que ocupo desde hace 26 años», ha comentado. Francisca Granados considera «ideológica» y «extraña» la querella del Colegio de Abogados de Granada: «Desde hace muchos años tenemos contacto directo y reuniones con ellos para coordinarnos y darles mayor protección a las víctimas de violencia de género».

«El Colegio de Abogados está al tanto de que los centros existen y saben lo que hacemos las asesoras jurídicas», apunta Granados, y cita acuerdos oficiales en los que se establecen los requisitos para ejercer como asesora jurídica. Según la asesora, existen «elementos comunes» entre un abogado y un asesor jurídico: «Se nos exige ser licenciados en Derecho, pero lo que no hacemos las asesoras es ejercer en los procesos judiciales, cosa que nunca he hecho, porque no estoy colegiada como letrada».

En cambio, el decano del Colegio de Abogados de Granada, Eduardo Torres Dulces, entiende que para este tipo de servicios de asesorían deberían contratarse a abogados profesionales. Granados está en desacuerdo con esta opinión y recuerda que su caso concreto no exclusivo y la figura del asesor jurídico es perfectamente legal y basta con estar licenciado en Derecho.