Baldas vacías en el depósito de Urbanismo donde se encontraba la documentación perdida
Baldas vacías en el depósito de Urbanismo donde se encontraba la documentación perdida - ABC
CASO NAZARÍ

El Ayuntamiento de Granada investigará la desaparición de documentación del caso Nazarí

Ciudadanos saca adelante una moción para crear una comisión que aclare el paradero de los expedientes sensibles con el apoyo reticente de PP y PSOE

Actualizado:

Luz verde para esclarecer la desaparición de documentación urbanística sensible trasladada en fechas previas a la Operación Nazarí, un hecho desvelado por ABC. Todas las fuerzas políticas del Ayuntamiento de Granada han apoyado este viernes en el pleno ordinario municipal la moción presentada por Ciudadanos para crear una comisión que investigue este asunto, como ya había anunciado. El siguiente paso corresponderá a la Junta de Portavoces, que se encargarán de esbozar un cronograma de trabajo para planificar las comparecencias de personas de dentro y fuera del Consistorio cuyo testimonio servirá para aclarar lo ocurrido y mejorar para el futuro la custodia de archivos en Urbanismo.

Tanto el PSOE como el PP se han sumado al voto favorable, si bien ambas formaciones lo han hecho con reticencias. En tono bronco, el concejal socialista Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, ha negado los hechos acreditados por este periódico, ha acusado a Ciudadanos de «hablar de oídas» y ha asegurado que el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, al cargo de los casos Serrallo y Nazarí, ha recibido toda la documentación que ha reclamado, algo que también ha recalcado el único edil de IU, Francisco Puentedura.

Sin embargo, meses atrás, la UDEF afeó al Consistorio su demora y la propia juez instó al Ayuntamiento a replantearse su personación en el caso de presunta corrupción urbanística cuyo estallido precipitó que el gobierno municipal pasara del PP al PSOE en 2016. Pocas semanas antes se produjo el citado traslado irregular de expedientes al que los socialistas han restado importancia en todo momento y sobre el que han ofrecido explicaciones contradictorias, lo que ha motivado las críticas del portavoz de Ciudadanos, Manuel Olivares, quien ha acusado a ambas formaciones de darse la mano y ha citado los artículos publicadas por este periódico con «muchísima argumentación».

«Está usted jugando con la seguridad mía y del gobierno y de este Ayuntamiento. [...] Esta moción tiene una gran carga de miserabilidad (sic)», ha remachado en su intervención Fernández Madrid, a pesar de darle su apoyo. Por su parte, el alcalde Francisco Cuenca ha reiterado su compromiso con la transparencia y ha afirmado que ningún expediente se ha perdido en el Ayuntamiento de Granada, un hecho que atribuye a la «imaginación», al tiempo que ha sugerido dejar «las investigaciones a la Policía y al juzgado». Lo cierto es que las conclusiones a las que llegue la comisión municipal podrían ser de interés en las causas judicializadas, pues ya existe una denuncia contra la exconcejal popular de Urbanismo por «sacar» documentación de la Concejalía.

El PP también ha apoyado con peros la propuesta de Ciudadanos. La portavoz del grupo municipal popular, Rocío Díaz, ha pedido «cuidado, prudencia y sensatez» ante la «alarma social» generada por la moción. Su partido –el mismo que gobernaba el Ayuntamiento cuando se ordenó por parte de instancias superiores un traslado de expedientes excepcional– se ha mostrado confiado «en el hacer y el deber de los funcionarios».

El resto de grupos han prestado su voto, algunos sin dejar de manifestar sus dudas sobra la eficacia que podría tener la comisión de investigación, que llega tarde, según la concejal no adscrita Pilar Rivas. Al menos serviría «para mejorar la administración», como ha señalado el edil de Podemos, Luis de Haro, aún perteneciente al grupo municipal de Vamos Granada, cuya portavoz, Marta Gutiérrez, ha incidido en que su formación ha tenido problemas en varias ocasiones para recibir documentación que ha solicitado, como ocurrió cuando pidió información relativa a expedientes investigados en el caso Nazarí que se remontan a la época del tripartito encabezado por el PSOE, antes de que el PP de José Torres Hurtado gobernara Granada: «Es una realidad que está ahí».