Ginés Jesús Hernández, antes «Gregorio XVIII», expapa de la iglesia palmariana
Ginés Jesús Hernández, antes «Gregorio XVIII», expapa de la iglesia palmariana - EFE
PALMAR DE TROYA

El expapa del Palmar de Troya arranca su carrera política y se afilia al PP en Granada

«Gregorio XVIII» y su mujer, que fue monja de la iglesia palmariana, toman posiciones como militantes activos del partido

GranadaActualizado:

La crisis de fe que sufrió Ginés Jesús Hernández y Martínez en la primavera de 2016 hizo que renunciara a su papado en el Palmar de Troya. El que hasta ese momento había sido Gregorio XVIII, decidió huir y encontró su propio refugio espiritual en el municipio granadino de Monachil, a los pies de Sierra Nevada, donde reside con su mujer, que también perteneció a la Iglesia Palmariana de la Orden de los Carmelitas de la Santa Faz y con la que contrajo matrimonio el pasado año. Desde entonces, la pareja ha rehecho su vida privada, y también la pública; ahora ambos son militantes activos del Partido Popular.

ABC ha podido saber por fuentes internas del partido que Ginés y Nieves Triviño están inscritos en el PP. Ella, funcionaria del Ayuntamiento de Monachil, lo hacía ya desde hace algún tiempo. En el caso de él, no fue hasta el pasado verano cuando finalmente oficializó su simpatía por la formación popular. Tanto uno como otro son ahora partícipes de la agitada vida política municipal, marcada por uno de los últimos coletazos que dará la pugna –ya zanjada– que dividió al PP granadino el pasado año en la lucha por liderar el partido en la provincia, que se saldó con la victoria de Sebastián Pérez frente la candidatura alternativa.

Y el matrimonio se ha posicionado del lado oficialista. Según fuentes consultadas por este periódico, tienen aspiraciones políticas de proyección municipal: «Se dice que él quiere llevar asuntos económicos…». Lo que sí sabe a ciencia cierta es que los dos constan como afiliados del partido y que han mantenido una postura crítica frente a la recién elegida presidenta del PP en Monachil, que no ha sido reconocida como tal por la directiva provincial. El asunto está en manos de los comités competentes a nivel autonómico y nacional.

Huir del Palmar

Gregorio XVIII se despidió de sus acólitos medianteuna misiva en la que reconocía su crisis de fe en la obra del Palmar de Troya. Fue el 22 de abril de 2016. Desde entonces, a Ginés Jesús Hernández no se le ha vuelto a ver por el Palmar. Tras ofrecer una batería de entrevistas a diversos medios de comunicación, el expapa ha permanecido prácticamente en el anonimato que le proporciona el pueblo de Monachil, lejos de la localidad sevillana de El Palmar de Troya, donde supuestamente se produjeron una serie de apariciones marianas en los años 60 del pasado siglo que dieron pie al surgimiento del cuestionado movimiento.

Allí, a unos 12 kilómetros de Utrera, se levantó una suerte de ciudad pontificia en torno a un movimiento religioso que nunca ha podido escapar de la polémica, desde la santificación de Francisco Franco –que cuenta con una estatua dentro de los muros de la basílica– o las sospechas que se ciernen sobre la gestión de las arcas eclesiásticas hasta el propio papado de Gregorio XVIII, que culminó con la revelación del «montaje» que es esta comunidad, a menudo tachada de secta y conocida por su dogmatismo. Una vez sucedió a su antecesor, Ginés Jesús Hernández, emprendió un pontificado que estuvo marcado por las restricciones en la vestimenta y los hábitos de vida, lo que supuso la marcha de muchos fieles. A pesar de todo, este movimiento cristiano extraoficial sigue operativo en la actualidad.