La Asociación Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza lleva 30 años pidiendo el tren
La Asociación Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza lleva 30 años pidiendo el tren - ABC
AISLAMIENTO FERROVIARIO

El Gobierno se compromete a reabir la línea Guadix-Baza-Almanzora-Lorca

El tren, suprimido hace 30 años, supondrá un impulso económico para el norte de Granada y Almería

GranadaActualizado:

Después de llevar más de 30 años cerrada, la línea ferroviaria Guadix-Baza-Almanzora-Lorca está más cerca que nunca de reapertura. Ese es el compromiso del Gobierno central tras elaborar el informe de viabilidad, que ha resultado ser favorable. El siguiente paso será la emisión del preceptivo estudio informativo de las obras, para lo que debe reservarse una partida en los próximos presupuestos estatales, que continúan en el aire a falta de dos meses para que termine este ejercicio.  

La línea cerró el 31 de diciembre de 1984. Antonio Francisco Martínez, presidente de la Asociación Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza, estaba allí ese día; el mismo día que nació la agrupación. De la mano de su abuelo, observó las inútiles protestas de sus vecinos, que inútilmente se negaban a que el tren dejara de pasar. Desde entonces, cada 31 de diciembre, puntuales, se reúnen en la vieja estación a las 12 de la mañana para pedir lo que ahora está en camino.

El retorno del tren es una de las esperanzas para el norte de Granada, que ve en la reapertura de la línea una importante oportunidad de desarrollo. El futurible impulso económico que experimentará la región es una de las motivaciones de Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza. «Que se abra la línea sería mejor que si nos tocara la lotería», apunta el presidente de la asociación, que ha tomado fuerza desde su anexión al movimiento contra el aislamiento ferroviario en Granada, que va camino de cumplir su tercer año sin trenes.

Apoyo empresarial

Todo depende de que el Ministerio de Fomento incluya en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 –paralizados provisionalmente hasta que se relaje la tensión con Cataluña– una partida destinada plantear la obra, que ya cuenta con el beneplácito del sector empresarial. El potencial de la línea que conectará Lorca con Granada no sólo lo intuyen los actores locales, sino también los foráneos.

El lobby empresarial FERRMED, impulsor del eje ferroviario que conecta Noruega con África, apuesta por este trazado por las buenas perspectivas que ofrece. FERRMED reconoce la viabilidad técnica del proyecto, su necesidad social e incluso augura que será rentable a medio plazo tras entrar en su fase de explotación. «No hay excusas para que no se reabra la línea», sostiene Antonio Francisco Martínez: «Ahora se ha abierto una rendija a la esperanza. Vamos a insistir para que se haga realidad tras tres décadas de continuas promesas… y decepciones».

Para que se nadie se olvide de su demanda, la Asociación Amigos del Ferrocarril envió hace unos días un díptico informativo al presidente Rajoy y al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en el que recuerdan todos los argumentos a favor con los que cuentan para que su petición no duerma el sueño de los justos.