El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, este año en una visita a Granada por el AVE
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, este año en una visita a Granada por el AVE - L. R.
AVE

Granada amenaza con emular a Murcia para conseguir el soterramiento del AVE

La Marea Amarilla convoca cuatro manifestaciones en noviembre para presionar al Ministerio de Fomento, que ha prometido una obra similar en otras ciudades

GranadaActualizado:

Granada va camino de cumplir tres años sin trenes. El aislamiento ferroviario al que está sometida la provincia ha sido el caldo de cultivo de la Marea Amarilla, la plataforma creada para poner a esta situación y reivindicar el soterramiento del AVE a su llegada a la capital, como el Gobierno ha prometido en Bilbao o Murcia. Precisamente, las movilizaciones que han tenido lugar en esta última ciudad serán la referencia de la Marea Amarilla para alcanzar sus objetivos.

La Marea Amarilla convocó ayer cuatro nuevas manifestaciones con el fin de que el Gobierno acepte soterrar las vías del AVE en la capital. La plataforma ha querido aprovechar la reunión inminente –tendrá lugar mañana– que se celebrará en Granada para revisar el estado de las obras ferroviarias; una oportunidad que no quieren dejar pasar.

En función de la respuesta del Ministerio de Fomento, advierte la Marea Amarilla en su comunicado, la intensidad de las protestas podría ir en aumento: «Granada se va seguir declarando en rebeldía». La plataforma considera que la negativa del Gobierno a soterrar el AVE provocaría una división urbanística en la capital con consecuencias negativas para los barrios implicados.

El argumento es en esencia el mismo que se ha empleado en Murcia, donde las últimas semanas han estado marcadas por protestas para exigir la llegada del AVE soterrado, máxima a la que ha accedido el Ministerio de Fomento. En este caso, la obra se acometerá en dos fases y tendrá un coste ligeramente superior a los 600 millones de euros, que serán sufragados al 50% por el Gobierno, por un lado, y por la Región y el Ayuntamiento de Murcia, por otro, para soterrar hasta 4 kilómetros de vías.

Para presionar a Fomento, la Marea Amarilla ha aglutinado las cuatro protestas en el mes de noviembre. Las manifestaciones están previstas para los días 9, 16, 23 y 30 del próximo mes, y su contundencia irá en aumento si el Gobierno rehúsa aceptar sus demandas, por lo que piden fechas concretas y una hoja de ruta clara: «Creíble, con plazos y presupuestos de ejecución plasmados de forma fehaciente».

Además, la plataforma exigirá la variante sur a su paso por Loja, la inmediata e inexcusable reconexión ferroviaria por Moreda para volver a conectar a Granada con Madrid y Barcelona y la dimisión de los responsables del aislamiento de la provincia por tren.

Mil días sin trenes

Granada tendrá pronto el dudoso honor de cumplir un millar de días sin trenes. El Gobierno ha dado varias explicaciones contradictorias para razonar el aislamiento ferroviario, que persiste desde el 7 de abril de 2015, cuando se iniciaron las obras del AVE, cuya culminación, tras varios retrasos, se prevé ahora para finales de este año. A continuación, comenzaría la fase de pruebas, con cuatro meses de duración, y el AVE no estaría en marcha hasta febrero de 2018.

Sin embargo, las obras del AVE se están acometiendo únicamente en una de las dos vías que atraviesan Granada. La otra, la que atraviesa la estación de Moreda, está en activo, pero en desuso. Tanto la Marea Amarilla como el Ayuntamiento de la capital y distintos partidos políticos llevan meses criticando que el Gobierno no reconsidere volver a abrir esta vía, por la que sí discurre un tren de lujo, para poner fin al aislamiento ferroviario.

En cambio, tras tres décadas clausurada, el Gobierno central ha decidido cumplir su compromiso de reabrir la línea ferroviaria Guadix-Baza-Almanzora-Lorca, según apuntaron a este periódico fuentes de la asociación Amigos del Ferrocarril Comarca de Baza. Lo que era una intención será pronto una realidad que ya está plasmada en el anteproyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2018, donde se ha reservado una partida para elaborar el estudio informativo que precede a toda obra de estas características. De momento, se desconoce la cuantía que Fomento destinará a esta infraestructura.