Las históricas manifestaciones en Granada han hecho posible la «desfusión» hospitalaria
Las históricas manifestaciones en Granada han hecho posible la «desfusión» hospitalaria - ABC
SANIDAD GRANADA

Granada logra recuperar al fin sus dos hospitales (casi) completos

La Junta de Andalucía pasa página y cumple su compromiso de revertir la fusión un año después de las históricas movilizaciones impulsadas por Spiriman

GRANADAActualizado:

Ya es historia. Desde este lunes, la fusión hospitalaria de Granada forma parte de un pasado tan próximo como lejano y la provincia vuelve a contar oficialmente con dos áreas sanitarias diferenciadas y completas, prácticamente. Ha pasado poco más de un año desde que la Junta de Andalucía y las plataformas críticas con el modelo de fusión hospitalaria rubricaron el acuerdo definitivo para revertir la ordenación de los servicios sanitarios en Granada, fruto de las movilizaciones ciudadanas que obligaron a la administración a ceder en su política de unificación.

La derogación de la fusión, efectiva desde el 7 de febrero de 2017, establecía la diferenciación de dos áreas de atención sanitaria. Por un lado, la norte, con el Hospital Virgen de las Nieves como centro angular y el área sur, dependiente del Hospital del Parque Tecnológico de la Salud. No ha sido fácil la recomposición del nuevo mapa, en el que llevan un año trabajando sindicatos, plataformas sanitarias y la propia Consejería de Salud, descabezada como consecuencia del consumado fracaso de las políticas de fusión en Andalucía, así como por las informaciones sobre irregularidades publicadas por ABC.

Tras varios retrasos, ahora Granada regresa al plan original, ideado hace lustros para luego ser modificado e implantado definitivamente en julio de 2016 con un amplio despliegue mediático, a diferencia de las mudanzas que han tenido lugar estas últimas semanas, pero sin informes técnicos ni consenso; el 95% de los profesionales se pronunciaron en contra del ya desechado mapa hospitalario, el cual supuso una inversión de unos 300 millones de euros a los que se han sumado otros 8 para la puesta a punto del nuevo modelo.

Dos piezas han sido fundamentales para conformar el puzzle: el propio Hospital del PTS, que ha incorporado nuevos servicios quirúrgicos, y el que iba a ser el nuevo centro de maternidad, el Hospital de Traumatología, perteneciente al área norte, con la reinstauración de su servicio de urgencias y al que se han trasladado casi un centenar de pacientes a los que les corresponde este centro.

Las dos áreas sanitarias operarán de manera independiente y cuentan ya con direcciones y carteras de servicios diferenciadas. Cada hospital ofrecerá la práctica totalidad de especialidades, a excepción de aquellas que, por su complejidad o naturaleza, solo estarán disponibles en uno de los centros. Ha sido precisamente esa falta de simetría el motivo por el que este lunes volvió a manifestarse el principal impulsor de todos estos cambios para denunciar el «desequilibrio» entre hospitales.

Con «desequilibrios»

Las protestas que obligaron a dar marcha atrás a la fusión fueron promovidas por el médico Jesús Candel, conocido como Spiriman, que este lunes se pronunció –cámara en mano– en contra de las deficiencias que presenta nuevo mapa sanitario. Acompañado por más de 500 seguidores a las puertas del Hospital del PTS, Candel ha denunciado que este centro está siendo «desmantelando»: «Iba a tener todas las especializaciones y se va a quedar sin unidad de ictus, neurocirugía, cirugía pediátrica…».

Según el médico, esto obligará a seguir trasladando pacientes de un centro a otro «Se pretende que quede como un hospital comarcal», criticó Candel, recientemente inhabilitado por el Colegio de Médicos de Granada como consecuencia de los reiterados insultos en sus vídeos. A pesar de todo, Jesús Candel continúa ejerciendo y dando batalla, como volvió a quedar patente ayer. Spiriman habló de «desequilibrio» en personal y equipamiento tecnológico entre ambos hospitales tras la «desfusión».

«No se ha hecho de forma equitativa para nada», ha lamentado el médico. Fuentes sindicales consultadas por este periódico coinciden en señalar la desigualdad manifiesta en materia de personal, un problema que se suma a los sucesivos recortes en plantilla que se han producido desde hace años. Según la plataforma Granada por su Salud, los datos evidencian la falta de equidad, pues el reparto de profesionales habría favorecido al área norte, que cuenta con el 61% de los trabajadores, mientras que el área sur dispone del 39% restante.