Trabajadores en Sierra Nevada
Trabajadores en Sierra Nevada - REUTERS

Los jefes no fichan pero cobran de más en la empresa pública de Sierra Nevada

Cetursa alega que tiene para ellos un sistema extraordinario, distinto al control informatizado de presencia

SEVILLAActualizado:

Los desorbitados sueldos y gratificaciones al margen de la ley —destapadas por la Cámara de Cuentas de Andalucía— no son las únicas prerrogativas de las que disfrutan los jefes de Cetursa Sierra Nevada S.A., la empresa pública que gestiona la estación de esquí de Granada. A diferencia de la mayoría de empleados públicos, algunos de ellos no tienen que fichar.

«Algunos trabajadores ni siquiera fichan, por lo que resulta imposible controlar el exceso de jornada y la realización de horas extraordinarias como marcan la ley, el convenio y los acuerdos establecidos». Así lo denunció uno de los sindicatos que forman parte del comité de empresa a través de un escrito dirigido en agosto de 2016 a la Inspección de Trabajo de Granada. El sindicato CGT también se quejó de que no estaban entregando a los trabajadores los resúmenes mensuales con el cómputo de las horas extraordinarias. El órgano fiscalizador alertó de que las gratificaciones están suspendidas desde 2012.

A raíz de este denuncia, el 20 de marzo pasado la Inspección visitó la sede de la empresa en Sierra Nevada y se entrevistó con Alberto Ollero Catalayud, director de Organización y Finanzas hasta septiembre pasado, cuando fue nombrado secretario general del Consejo Escolar de Andalucía.

Este directivo, que comparece en dos ocasiones en las oficinas de la Inspección, «aporta unos documentos por los que les autoriza a llevar un control de jornada extraordinario», distinto al habitual método informatizado de control de presencia que emplean el resto de trabajadores, según recoge el informe de la Inspección al que ha tenido acceso ABC. Cetursa reconoce que el contrato de trabajo es a tiempo completo y que las horas extraordinarias están prohibidas.

La Inspección de Trabajo denunció «irregularidades» en materia laboral en la empresa de la Junta

El oficio del órgano dependiente del Ministerio de Empleo cita hasta a nueve jefes que, a juicio de la sociedad pública, tendrían este sistema «extraordinario» de control desde el 1 de noviembre de 2015, pero no se presentó tal registro diario. Uno de los autorizados es el propio interlocutor de la empresa ante la Inspección de Trabajo, Alberto Ollero.También hay otros directores que fueron reconvertidos en «jefes de área» para evitar reducir sus retribuciones y algunos de los 51 trabajadores que, según la Cámara de Cuentas, tienen complementos y gratificaciones extraordinarias «no recogidos en los convenios».

La Inspección de Trabajo detectó irregularidades en materia laboral. Por un lado, advierte en su informe de que por parte de Cetursa «no se acreditó registro diario de jornada de los trabajadores autorizados a llevar un control extraordinario». Requirió por ello a la empresa pública que se elaboren y se lleven al día los registros de jornada y que se remita mensualmente a los representantes de los trabajadores el informe mensual de las horas extraordinarias, como marca la ley.