Los cuerpos de Mar y José Miguel aparecieron muy juntos en un campo de tiro de Granada - IDEAL
SUCESOS

La joven hallada muerta en Granada fue «asesinada», según su familia

La Guardia Civil apunta en su informe a que el disparo que acabó con su vida fue intencional

Actualizado:

Tendrá que ser el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Santa Fe el que lo dictamine, pero la investigación de la Guardia Civil apunta a que la muerte de dos jóvenes en un campo de tiro en Las Gabias (Granada) el pasado jueves responde a un crimen machista. Según adelanta el periódico Granada Hoy, el disparo que acabó con la vida de Mar, de 21 años, fue intencional, como también sostiene su propia familia.

Era una de las hipótesis que barajaba la Guardia Civil, sin descartar la posibilidad de que José Miguel, de 24 años, se quitara la vida tras matar de forma accidental a la joven, a la que había maltratado psicológicamente y con la que había mantenido una relación retomada recientemente. Sin embargo, la hipótesis del accidente ha perdido fuerza tras la reconstrucción de los hechos elaborada por los investigadores: no hubo gritos, pasó poco tiempo entre ambos disparos y sus cuerpos aparecieron muy juntos.

La familia de la joven también sostiene que fue «asesinada con premeditación y alevosía». «La engañó con la intención de matarla», asegura la madre de Mar, María del Mar Chambó, quiere que se esclarezca «la verdad». «Mi hija lo había dejado porque ese niño la estaba machando, tenía muchos problemas psicológicos y ella ya no podía más», ha afirmado la progenitora, que desconocía la situación con anterioridad y ha tenido conocimiento de estos hechos por las informaciones aportadas desde el entorno de su hija.

Ni siquiera el día en que sucedieron los hechos le dijo que había quedado con él. Ella se encontraba estudiando en casa cuando dejó los apuntes encima de la mesa y le dijo a su madre que saldría «a dar una vuelta para despejarse». En realidad, le daba «cargo de conciencia» dejar la relación tras casi dos años con una persona con tantos problemas psicológicos. Mar no volvió. «Si hubiera sabido que iba a ir con él no la hubiera dejado salir», afirma la madre. La Facultad de Filosofía y Letras de la UGR, donde estudiaba la joven el tercer curso de Filología Hispánica, hará un minuto de silencio en señal de repulsa.

«Aunque no pueda decir nada oficialmente, quiero que se sepa que han asesinado a mi hija, se la llevó engañada y la mató a traición», ha insistido, al tiempo que ha hecho un llamamiento para que la ciudadanía secunde la concentración convocada para condenar lo ocurrido, mañana a las 19.00 horas en la plaza del Carmen, y la otra manifestación prevista para el miércoles por la tarde. En caso de que el juzgado considere que se trata de un crimen machista, el suceso pasará a un juzgado especializado en violencia contra la mujer.