Angustias Gómez, la viuda del paciente a quien iba dirigida la carta
Angustias Gómez, la viuda del paciente a quien iba dirigida la carta - ALFREDO AGUILAR
SANIDAD

La Junta de Andalucía cita a un vecino de Granada para una prueba del cáncer que le mató hace 20 años

La carta «preventiva» de Salud ha sido recibida por su viuda, que califica el hecho de «vergonzoso»

GranadaActualizado:

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha remitido una misiva en la que invita a un paciente que falleció hace dos décadas –por un cáncer de colon– para hacerle una prueba preventiva de la misma enfermedad que le causó la muerte. Su viuda, Angustias Gómez, ha recibido la carta con sorpresa, como recoge el diario Ideal de Granada en su edición impresa.

«Fue deprimente, vergonzoso, me quedó en estado de shock», asegura la viuda de este paciente fallecido en marzo de 1998: «No te esperas que a una persona que ha fallecido hace tantos años le estén ofreciendo ahora un servicio que antes casi tenía que reclamar para que se lo hicieran».

De hecho, el diagnóstico de la enfermedad no lo emitió la sanidad pública, sino un médico de la privada después de varios intentos sin éxito en el Servicio Andaluz de Salud. Una vez que el facultativo detectó el cáncer, éste derivó J. M. al Hospital Clínico San Cecilio de Granada «y empezó el proceso y el calvario», apunta su viuda.

Una carta preventiva

«Con el fin de garantizar al máximo la detección de ciertos tipos de cánceres» la carta, rubricada por la consejera de Salud, Marina Álvarez, invita al paciente a participar en un programa andaluz de detección precoz del cáncer de colon y recto. La misiva fue enviada el 9 de noviembre y llegó a casa de Angustias Gómez antes de las vacaciones navideñas.

La carta emplaza al fallecido a realizarse «una prueba sencilla» para «detectar la enfermedad en sus fases iniciales antes de que aparezcan síntomas». La prueba consiste en un «test de sangre oculta en capaz», que sirve para «revelar» anomalías en el colon o el recto para su posible estudio posterior.

Un «error»

La viuda de J. M. no ha formulado, por el momento, ninguna reclamación ante el Servicio Andaluz de Salud, aunque es una posibilidad que baraja. Por su parte, la Consejería de Salud ha pedido disculpas cuando el diario Ideal se ha puesto en contacto con la institución, que atribuye el «error» a un fallo «informático» por las distintas bases de datos que manejan.

Como publicó hace unos meses ABC, la Junta de Andalucía no cuenta con una base de datos sobre pacientes unificada, a pesar de las afirmaciones oficiales. Aunque ese era plan inicial, una serie de connivencias dinamitaron la hoja de ruta y en este momento el Servicio Andaluz de Salud opera con distintos programas informáticos para distintos escenarios, servicios o incluso hospitales.

La arquitectura del software impide, a día de hoy, un correcto cruce de datos sobre pacientes, pues está dispersa en una suerte de «Frankestein» informático –según los expertos consultados por este periódico– que en ocasiones puede llevar a error por los problemas de compatibilidad que presentan los diferentes programas en uso.