Millones de árboles perecen en la Sierra de Baza, al norte de Granada
Millones de árboles perecen en la Sierra de Baza, al norte de Granada - L. R.
Granada

La Junta tratará de controlar las plagas masivas de la Sierra de Baza en los próximos 18 meses

Medio Ambiente presenta un proyecto que cuenta con 3 millones de euros para talar y recuperar el bosque de Granada

GranadaActualizado:

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía presentó ayer en Granada su proyecto de restauración forestal de la Sierra de Baza por un montante de 3 millones de euros. Los trabajos que contempla este proyecto serán acometidos por fases a lo largo de los próximos 18 meses, un tiempo en el que podría empeorar la situación en el bosque, donde millones de árboles se han visto afectados en apenas un año por la sucesión de plagas derivadas del cambio climático.

Como adelantó ABC, parte de las actuaciones consistirán en la tala y retirada de árboles afectados, un trabajo que no ha podido llevarse a cabo este verano por las limitaciones normativas del Plan Infoca, a pesar de que es precisamente en los meses estivales cuando las plagas se reproducen de forma virulenta. Para tratar de controlar su expansión, Medio Ambiente creará un perímetro de seguridad y saneamiento que también pretende minimizar la erosión del suelo.

Además, el proyecto contempla la creación de «núcleos de dispersión», es decir, plantaciones con matorral de la zona para que sirvan de fuente de semillas, con lo que se aceleraría el proceso de restauración natural. Parte de los trabajos han sido asignados a una empresa privada y el resto se ofertarán públicamente por el Servicio Andaluz de Empleo. Según han señalado fuentes de la Junta en la reunión mantenida en Granada, se tendrá en cuenta a los vecinos de la zona a la hora de contratar.

Al acto han asistido los alcaldes de Baza, Caniles y Gor, los tres municipios implicados, así como la delegada de la Junta en Granada, Sandra García; la delegada de Medio Ambiente, Inmaculada Oria, y técnicos de la Consejería, además de miembros de la Asociación Sierra de Baza, que fue quien dio la voz de alarma hace más de un año. Entonces la Junta de Andalucía les llamó «alarmistas». Hoy la administración es consciente de que se enfrenta a un problema de dimensiones desconocidas hasta la fecha en Andalucía, y este proyecto será la base para responder al mismo fenómeno en otras zonas de la comunidad.

El cambio climático –menos lluvias y temperaturas más altas– ha propiciado la aparición sucesiva de tres plagas quehan diezmado por millones la población de coníferas tanto en la Sierra de Baza como en Los Filabres, sierra contigua dentro del término de Almería. Es por eso que uno de los objetivos de la Consejería de Medio Ambiente, encargada de gestionar el parque natural, será el de reducir la competencia de los árboles por el agua para que estén fortalecidos de cara a futuras plagas.