El Hotel La Bobadilla 5 estrellas se encuentra a las afueras de Loja, en plena naturaleza.
El Hotel La Bobadilla 5 estrellas se encuentra a las afueras de Loja, en plena naturaleza. - ABC
GASTRONOMÍA

El lujo de cenar en los cinco continentes desde el corazón de Andalucía

El restaurante La Finca del Hotel La Bobadilla 5 estrellas, entre Granada, Málaga y Córdoba, ofrece un creativo menú que aglutina sabores de todo el mundo para paladares exquisitos

Actualizado:

Escoltado por olivos, un estrecho y discreto camino lleva uno de los lugares más exclusivos y lujosos de Andalucía, en una zona fronteriza entre Granada, Málaga y Córdoba, refugio de adinerados desconocidos y de populares rostros de actores, futbolistas, jeques y empresarios de todas partes que pretenden pasar desapercibidos y disfrutar de un entorno privilegiado. Por discreción, sus nombres nunca trascienden, a excepción de unos pocos, como los de don Juan Carlos y doña Sofía, reyes eméritos de España, que en alguna ocasión han frecuentado este rincón ideado para perderse en conexión con la naturaleza.

Los que buscan ese anonimato en el lujoso Hotel La Bobadilla a Royal Hideaway no solo lo encuentran, sino que además pueden disfrutar de él y a la vez de un festín gastronómico en alguno de los cuatro restaurantes de los que dispone este reputado complejo hotelero de cinco estrellas: El Mirador, El Cortijo y La Finca. Es en ese último, reconocido como uno de los mejores restaurantes de Granada en la Guía Michelin 2018, un nuevo y creativo menú de degustación de platos de su extensa carta que recorre la gastronomía mundial para que se sientan como en casa –o viajen– clientes procedentes de los cinco continentes.

El menú «Carta de los Cinco Continentes» se compone de cuatro platos y un postre inspirados en sabores de las culturas de todo el mundo sin olvidar la perspectiva local, presente en la mesa desde que el cliente se sienta y puede degustar –mojados en distintos tipos de pan– algunos de los mejores aceites de oliva que existen. Un lujo costumbrista para cualquier andaluz que prepara el paladar para ese ejercicio de síntesis y fusión que arranca en Oceanía con un original gazpacho de kiwi, tomate kumato y suave yogurt que contrasta con las sensaciones del siguiente plato.

Tataki de auténtico atún rojo.
Tataki de auténtico atún rojo.- ABC

Servida sobre talos de palomitas –un nido de finos crujientes de maíz tostado– y acompañada de una potente salsa de hidromiel, una pieza de foie poêlé –hígado asado– simboliza el paso culinario por Europa: el continente donde mejor se vive. La travesía prosigue por Asia con uno de los productos más representativos de la gastronomía japonesa: el tataki de auténtico atún rojo, apenas marcado, revestido de sésamo y trinchado sobre finas lonchas de calabaza ahumada y acompañado de jengibre encurtido y deliciosas algas wakame.

El plato fuerte

Del pescado a la carne; de Asia a América, el continente de donde procede la pieza de vacuno argentino a la brasa que, acompañada de patatas asadas y aderezada con sal negra, se presenta dentro de una campana de cristal a cuyo interior se le insufla humo de hierbas aromáticas de montaña y que, al destaparla, se desata un espectáculo visual, oloroso y gustativo. No en vano, es uno de los platos más aclamados de la carta cuidadosamente confeccionada por el jefe de cocinas, Antonio Organero: «No creí que iba a tener tanto éxito como tiene».

De postre, chocolates africanos.
De postre, chocolates africanos.- ABC

Este viaje termina en el continente donde empezó todo: en África y con una paleta de chocolates de Madagascar, Costa de Marfil y Santo Tomé y Príncipe servidos sobre bases de galleta casera con frambuesas. Broche dulce para una cena que se marida con selectos vinos de la bodega de La Finca, como el blanco Santiago Ruiz de las Rias Baixas o un Legaris Crianza, denominación de origen Ribera del Duero. Y todo ello por un precio 77 euros, IVA aparte.