El concejal popular del Ayuntamiento de Granada, Juan Antonio Fuentes, este martes
El concejal popular del Ayuntamiento de Granada, Juan Antonio Fuentes, este martes - ABC
POLICIA LOCAL GRANADA

El PP de Granada denunciará al alcalde socialista Francisco Cuenca por prevaricación

Los populares piden un pleno extraordinario para pedir el cese del jefe de la Policía Loca, que irá a juicio por presunto acoso

Actualizado:

El PP sopesaba la posibilidad de emprender acciones legales contra el alcalde de Granada, el socialista Francisco Cuenca, por mantener en su cargo al jefe de la Policía Local, que irá a juicio por el presunto acoso a una compañera del cuerpo. Este martes, el grupo municipal popular ha confirmado que sus servicios jurídicos están ultimando la denuncia al regidor por prevaricación.

El coordinador del grupo en el Ayuntamiento de Granada, Juan Antonio Fuentes, ha comparecido este martes para anunciar la inminente presentación de la denuncia por el «empeño» de Cuenca en mantener en su puesto al jefe de la Policía Local, José Antonio Moreno, tras su procesamiento por el presunto acoso que ejerció contra una compañera que lideró la unidad adjunta a la Policía Judicial durante el mandato del exregidor popular José Torres Hurtado.

Fuentes ha calificado de «cínica» la actitud de Francisco Cuenca por ponerse «detrás de la pancarta» contra la violencia hacia las mujeres mientras «refuerza» en su puesto «a alguien de quien un juez entiende que debe ser juzgado por dos delitos contra una funcionaria». Por ello, el PP ha registrado este mismo martes una solicitud para la celebración de un pleno extraordinario en el que se aborde el cese del jefe de la Policía Local, y espera que la cuestión prospere si así lo votan los ediles.

El pleno ya secundó por mayoría la destitución de Moreno en noviembre de 2016, ha recordado Fuentes, si bien no se produjo, como tampoco se le ha abierto un expediente disciplinario contra el jefe de la Policía Local, a pesar de la existencia de un protocolo de actuación municipal específico para esclarecer este tipo de casos, mientras que sí se han incoado otros expedientes similares a funcionarios.

Un jefe polémico

El enfrentamiento del PP con el jefe de la Policía Local de Granada viene de largo. Fue Moreno quien protagonizó una polémica machista a cuenta de unas declaraciones referidas a la edil popular María Francés. La concejal se interesó por el gasto del Ayuntamiento en el pienso de los perros policía y Moreno dijo: «Como si ella no comiera, con ese cuerpo que tiene».

Aquel asuntó no fue a más en los tribunales, como sí ha ocurrido con la denuncia de la subinspectora –que llegó a ser inspectora tras aprobar unas oposiciones con el examen filtrado– a la que degradó cuando Moreno accedió a la jefatura de la mano del PSOE en 2016, tras la Operación Nazarí. Se da la circunstancia de que la Policía Judicial perdió toda su documentación digital por un ataque informático interno.

Según la denunciante, José Antonio Moreno la destinó a las patrullas de barrio y no le asignó un lugar físico de trabajo, ni taquilla ni ordenador ni teléfono, lo que ha ocasionado trastornos de ansiedad ratificados por los informes forentes aportados en la causa. Por su parte, Moreno considera que es lógico el estado psicológico de la subinspectora tras haber sido degradada.