José Torres Hurtado, exalcalde de Granada, imputado por siete supuestos delitos
José Torres Hurtado, exalcalde de Granada, imputado por siete supuestos delitos - ABC
TRIBUNALES

La presunta corrupción urbanística de Granada, al borde del juicio

El caso Serrallo, precuela del caso Nazarí, concluye la fase de instrucción con el exalcalde y 16 personas más encausadas

GranadaActualizado:

El caso Serrallo ha pasado a la fase de procedimiento abreviado, previa a la celebración del juicio, como ha acordado la magistrada María Ángeles Jiménez. La titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que también investiga el caso Nazarí, ha decidido encausar al exalcalde de Granada, José Torres Hurtado, y a una quincena de personas más por la presunta corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Granada durante la etapa popular.

Además del exregidor, suspendido de militancia en el PP, también se mantiene imputada la que fuera concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, así como seis ediles populares, cinco de los cuales continúan en activo en el grupo municipal. Se trata de María Francés, Francisco Ledesma, Telesfora Ruiz, Juan García Montero, Fernando Egea y Juan Antonio Fuentes, además de Vicente Aguilera, que ya no cuenta con representación.

La jueza considera que existen indicios de delito en el caso de los ediles que votaron en la junta de gobierno local que dio luz verde a la tramitación del expediente urbanístico investigado en el caso Serrallo, a pesar de que los ediles declararon en sede judicial que su postura estaba avalada por los informes de los técnicos municipales y se ampararon en que desconocían el trasfondo del asunto.

El Jugado de Instrucción 2 de Granada considera que el exregidor Torres Hurtado «tenía conocimiento absoluto de la operación especulativa […] y existen indicios de su participación». Por ello se le imputan un total de siete presuntos delitos: prevaricación, prevaricación urbanística, tráfico de influencias, falsedad documental, fraude en la contratación, tráfico de influencias y contra la ordenación del territorio.

En concreto, el caso Serrallo aborda la construcción de una discoteca en un centro comercial de la capital en un espacio que inicialmente estaba destinado a otros usos: un parque infantil y un kiosko de chuches. La investigación apunta a que las prácticas urbanísticas eran supuestamente ilegales y similares a las del caso Nazarí, la macrocausa que emprendió posteriormente el mismo Juzgado de Instrucción 2 de Granada, el cual sitúa a José Torres Hurtado a la cabeza de una presunta trama.

El PP, en desacuerdo

Los investigados han tenido conocimiento del auto judicial a través de la prensa este mismo lunes. No ha tardado en llegar la respuesta del PP, que ha expresado su desacuerdo con la decisión, contra la que cabe recurso. El coordinador del grupo municipal e imputado en el caso, Juan Antonio Fuentes, considera que no hay motivo alguno para que él y el resto de concejales encausados permanezcan en la misma situación procesal.

Los ediles investigados ya recurrieron ante la Audiencia Provincial de Granada su imputación en el caso Serrallo meses atrás, pero la magistrada instructora no ha esperado a la resolución del tribunal, algo que Fuentes ha calificado de «precipitado».

También ha reaccionado a la noticia el grupo municipal de Izquierda Unido. El único edil de la formación comunista, Francisco Puentedura, ha exigido la dimisión de los concejales en activo imputados. Puentedura ha pedido a la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Rocío Díaz, y al presidente provincial del partido, Sebastián Pérez, que aparten a sus compañeros «por responsabilidad». «No pueden mantener un grupo manchado con seis concejales a un paso de ser procesados», ha manifestado el edil de IU.