Registro policial en Talará, el municipio de Granada donde fue asesinado el bebé
Registro policial en Talará, el municipio de Granada donde fue asesinado el bebé - RAMÓN. L. PÉREZ
SUCESOS GRANADA

Prisión para la madre y el abuelo acusados de matar a su bebé en Granada

La juez decreta cárcel sin fianza para los implicados en el caso del neonato que apareció sin vida en la planta de tratamiento de residuos de Alhendín

GRANADAActualizado:

La madre y el abuelo del bebé hallado muerto en un basurero de Granada el pasado mes de enero han ingresado en prisión –provisional, comunicada y sin fianza– a petición de la Fiscalía. Así lo ha decretado este viernes la magistrada del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Santa Fe después de tomar declaración a ambos investigados, a los que se les presume un delito de homicidio.

Fue la hija la que implicó a su padre en el asesinato del bebé, cuyo cadáver presentaba un fuerte traumatismo en el cráneo. La familia carga toda la responsabilidad sobre la joven de 23 años, proveniente de una familia desestructurada, a la que acusan de ser una «mala persona» por inculpar a su progenitor, que habría estrellado el cuerpo del neonato contra al suelo para quitarle la vida tras el parto, según el relato de la madre.

Posteriormente, el bebé habría sido introducido en una bolsa de basura y arrojado a un contenedor. Horas más tarde, el cuerpo llegó a la planta de tratamiento de residuos del municipio de Alhendín y fueron los operarios quienes repararon en el cadáver. Paralizaron la planta y la Policía inició su investigación, que ha dado sus frutos gracias a un vecino al que le extrañó no ver nunca al bebé tras la gestación de la madre, que en ningún momento puso en conocimiento de los médicos que estaba en cinta.

La prueba de ADN hizo el resto y relacionó el cuerpo del basurero con la madre, que tiene también un hijo de año y medio. La progenitora fue detenida el pasado martes junto a su actual pareja y padre del bebé muerto, aunque más tarde fue puesto en libertad con cargos. De momento ninguno ha hecho declaraciones públicas, a diferencia de la abuela de la madre, que ha desmentido a Ideal la implicación de su hijo en el presunto homicidio.