Sebastián Pérez, candidato del PP al Ayuntamiento de Granada
Sebastián Pérez, candidato del PP al Ayuntamiento de Granada - L. R.
GRANADA

Sebastián Pérez prepara una lista con independientes para las elecciones municipales

El candidato del PP al Ayuntamiento de Granada quiere optar a la Alcaldía con «los mejores» para adelantar a Ciudadanos

Actualizado:

Con «los mejores». Solo así quiere presentarse Sebastián Pérez a las próximas elecciones municipales. El recién nombrado candidato del PP al Ayuntamiento de Granada aspira a recuperar la Alcaldía para su partido, que la perdió con el estallido de la Operación Nazarí, y pretende hacerlo escoltado por una lista en la que habrá una importante presencia de nombres que no necesariamente forman parte del PP.

Según ha podido saber ABC por fuentes internas, Sebastián Pérez tiene en mente a varios futuribles concejales que no militan en el partido. El también presidente de los populares a nivel provincial desde hace 14 años está convencido de que una lista con nombres «potentes» lo será «todo» y declinará la balanza a favor del PP, al que los sondeos locales dan un empate técnico con Ciudadanos con el que ambas formaciones podrían propiciar un gobierno conjunto.

Las simpatías que se profesan Pérez y Luis Salvador, al mando de la formación naranja en la provincia, auguran un pacto de gobierno si, como apuntan las encuestas, consiguen sumar mayoría con siete ediles cada partido, y la diferencia determinará el color de la Alcaldía en el caso de que se cumplan los pronósticos.

La lista copada por independientes está en sintonía con el proceso de renovación al que se someterá al grupo municipal popular, lastrado por la imputación de seis de sus por ahora once concejales en diversos casos de presunta corrupción, lo que ha impedido hasta el momento que Ciudadanos aúpe al PP y retire su apoyo al equipo de gobierno del PSOE, que se verá obligado a buscar las fragmentadas fueras de la izquierda para continuar en la Alcaldía.

Tienen visos de repetir como concejales aquellos ediles populares que no están inmersos en ningún proceso judicial. Es el caso de la todavía portavoz en el Ayuntamiento, Rocío Díaz, que iría de número dos –con opciones de presidir la Diputación si se diera la oportunidad y Pérez fuera alcalde– después de haber tenido que hacerse cargo de un grupo municipal fracturado durante los últimos años.

La estrategia de la lista con independientes, además de alejar la sombra de la oscura etapa del exregidor investigado José Torres Hurtado, les podría ser de utilidad para contrarrestar el tirón de otras formaciones que también pretenden concurrir a las municipales con aires de tecnocracia, como Vamos Granada –ya oficialmente desvinculado de Podemos, pues se presentarán por separado tras la crisis de la confluencia– o Juntos por Granada, un partido de nueva creación con un marcado discurso contra el centralismo sevillano. Será determinante el apoyo que podría prestar el médico Jesús Candel, conocido como Spiriman, a alguna de las opciones.