El médico Jesús Candel, conocido como Spiriman, en una manifestación en Granada.
El médico Jesús Candel, conocido como Spiriman, en una manifestación en Granada. - L. R.
SANIDAD

Spiriman convoca su primera manifestación en Sevilla contra la gestión de Susana Díaz

El médico Jesús Candel aspira a repetir las exitosas movilizaciones sanitarias de Granada en la capital de Andalucía

Actualizado:

El médico granadino Jesús Candel, popularmente conocido como Spirimanen redes sociales, ha convocado su primera manifestación en Sevilla casi un año y medio después de emprender su particular lucha contra la gestión de la sanidad pública andaluza. «A ver si se enteran de una vez de que no estamos conformes», ha afirmado Spiriman en su Facebook, donde el llamamiento está teniendo una gran aceptación entre sus miles de seguidores, muchos de los cuales han confirmado que asistirán.

Spiriman ha convocado esta manifestación tras ser compartida 100.000 veces una publicación en la que animaba a concentrarse en la capital de Andalucía. Lo ha conseguido. Será eldomingo 10 de junio a las 12 de la mañana. La marcha recorrerá la ciudad desde Plaza Nueva hasta terminar en el Palacio de San Telmo, sede del gobierno de Susana Díaz, figura en la que Candel ha centrado su no exento de polémica mensaje. «¿Que no se enteran en San Telmo? Pues vamos a ir a decírselo», ha aseverado el galeno.

«Ya está bien de tanto mamoneo, que llevamos más de un año reclamando lo que nos pertenece», ha apuntado Spiriman, en referencia al movimiento ciudadano que él mismo emprendió en el otoño de 2016 para revertir la fusión hospitalaria en Granada. El 4 de octubre de 2016, ABC atisbaba su entonces potencial rebelión sanitaria. Despertó a una ciudad adormecida, sacó a la calle a decenas de miles de granadinos durante meses y Candel ahora pretende repetir la gesta. Ya no son «dos hospitales completos» lo que reclama, sino «una sanidad pública completa», sin corrupción ni privatizaciones ni recortes.

La sucesión de manifestaciones en Granada y la proyección del fenómeno en otras provincias obligó a la Junta de Andalucía a ceder en su política sanitaria, al menos en Granada, aunque hace ya tiempo que Candel empezó a extender su lucha por el resto de la comunidad autónoma, donde cuenta con una nutrida red aliados que le apoyan y suministran información que ya no solo se limita al ámbito de la salud, sino a cuestiones de diversa índole, mayoritariamente sobre la gestión del Gobierno de Susana Díaz, a la que ha llegado a dirigirse en términos de «hija de puta».

A pesar del ostracismo mediático y de haber sido inhabilitado por insultar a una compañera, Candel continúa trabajando y activo en redes sociales, donde es ya más influyente que muchos que los políticos y periodistas más conocidos del país. Sus vídeos registran decenas de millones de visualizaciones y sus seguidores –en este momento rondan los 250.000– no dejan de crecer. El 80%, mujeres; epicentro familiar. El fenómeno, objeto de estudio de una importante universidad española, sigue creciendo y reclama ahora su espacio en Andalucía a falta de aproximadamente un año para las elecciones.