Jesús Candel, conocido como Spiriman, en la cabecera de la manifestación de este domingo
Jesús Candel, conocido como Spiriman, en la cabecera de la manifestación de este domingo - L. R.
SANIDAD

Spiriman mantiene el pulso a la Junta en las calles un año después de iniciar su lucha

Miles de personas vuelven a manifestarse en Granada por los problemas de la sanidad andaluza

GranadaActualizado:

Spiriman ha vuelto a congregar a miles de personas descontentas con el estado de la sanidad andaluza. Este domingo se cumplía prácticamente un año de la primera movilización por los dos hospitales completos de Granada, y la cita, festiva y en clave de aniversario, ha corroborado el peso que aún tiene el médico granadino que emprendió su particular rebelión sanitaria ante la gestión de la Junta de Andalucía, ya no sólo en la capital de la Alhambra.

La cifra de asistentes oscila entre las 12.000 y las 25.000 personas, según datos de la Policía Local y la Policía Nacional, respectivamente. 80.000, según los convocantes. En cualquier caso, menos que hace un año, cuando el número de manifestantes superó los 50.000. Lo ha reconocido el propio Jesús Candel al término de la marcha, que ha partido de la Delegación de Salud y ha terminado en la Fuente de las Batallas, donde, como ha ocurrido en convocatorias anteriores, los promotores se han dirigido a los concurrentes.

En esta ocasión, Candel ha estado acompañado de sus más fieles colaboradores: los que componen la directiva de su asociación, Justicia por la Sanidad. Han estado los funcionarios Luis Escribano y Antonio Barreda; el profesor y jefe de servicio de salud mental, Antonio Higueras; el nutricionista Enrique Marín o la homóloga onubense de Spiriman, Paloma Hergueta, entre otros. También ellos han hablado, micrófono en mano, para denunciar la gestión de la Junta de Andalucía en materia sanitaria.

Vocación andaluza

Los promotores de la marcha han criticado con dureza la ley sanitaria que pretende aprobar próximamente el Gobierno andaluz, así como las unidades de gestión clínica; «una perversión», han aseverado, por los objetivos de recorte que acarrea este modelo. Porque si algo ha caracterizado la manifestación de este domingo es su vocación autonómica, ya que han participado en la convocatoria personas llegadas de todos los rincones de Andalucía, las cuales han expresado su descontento con el estado de la sanidad andaluza, que ha experimentado un recorte de 1.500.000 euros desde 2008.

«Hemos denunciado a personas con nombres y apellidos», ha recordado Candel, en referencia a las acciones legales que ha emprendido Justicia por la Sanidad, que ha llevado ya varios casos de presunta corrupción ante los tribunales. Pero también ha habido tiempo para las reivindicaciones locales, sintetizadas en el archiconocido eslogan de los «dos hospitales completos», un compromiso –tras meses de protestas ciudadanas– de la Junta que se ha demorado y cuya consecución se prevé ahora para la primavera de 2018.