Pantalla de inicio de la página web de Creando Futuro, que aún está por terminar.
Pantalla de inicio de la página web de Creando Futuro, que aún está por terminar. - ABC
CREANDO FUTURO

«Transideológico», anticorrupción y liberal: el partido político para los indignados de Spiriman en España

La formación ya está registrada, cuenta con página web propia y su presidenta es la exalcaldesa socialista de Tomares

Actualizado:

El proyecto político para los indignados que siguen al médico Jesús Candel, conocido como Spiriman, es ya una realidad con nombre propio, logo, estatutos y página web oficial que aún está a medias. La formación se llama Creando Futuro y la directiva está presidida por la exsocialista Antonia Hierro, que en los últimos meses se ha acercado al entorno de Candel y ha colaborado con él en varios videos, aunque ambos marcan distancia y sostienen que la batalla sanitaria y el partido son asuntos distintos.

La formación es de ámbito nacional, según consta en el registro oficial de partidos políticos del Ministerio del Interior. La inscripción se formalizó hace casi un año, el 19 de mayo de 2017, antes de que Hierro y Candel entablaran relación. El domicilio social se fija en el número 104 de la calle Clara Campoamor del municipio sevillano de Tomares, precisamente donde ejerció de alcaldesa la exsocialista Antonia Hierro Recio, que aparece como presidenta de Creando Futuro, como ha adelantado este lunes el matinal de Esradio Granada.

Candel es tajante al respecto: tiene claro que nunca formará parte de las listas con las que el partido concurra a las elecciones, según ha apuntado a ABC: «Me voy a mantener al margen y no lo voy a apoyar, no lo voy a promocionar, pero me agrada saber que hay gente moviéndose para crear partidos independientes de la partitocracia». Él se limitará a proseguir en su batalla sanitaria, cámara en mano.

También Antonia Hierro advierte que Spiriman no tiene «nada que ver» con la formación. «Estoy absolutamente convencida de que no se va a meter», asegura Hierro, si bien reconoce que los principios de este partido podrían ser compartidos por los seguidores de Spiriman y por los de cualquier ciudadano descontento con el actual funcionamiento de los partidos. De hecho, la exsocialista afirma que su única pretensión es la de crear una nueva herramienta democrática, un espacio abierto «que ande solo», sin personalismos ni idearios encorsetados.

Antonia Hierro también militó un par de meses en Ciudadanos tras su paso por el PSOE, aunque ahora reniega de los partidos convencionales. Fue precisamente su decepción con Ciudadanos –y sus análisis sobre la situación política y social– lo que le dio el impulso definitivo para fundar Creando Futuro, un partido «a la americana, sin líderes que te digan lo que tienes que hacer», con primarias abiertas a las que pueda concurrir cualquier persona que asuma los principios flexibles de la formación y esté dispuesta a cambiar las instituciones desde dentro. A partir de ahí, cabe todo y caben todos, insiste Hierro.

Licenciada en Derecho y funcionaria del Tribunal Económico-Administrativo Regional de Andalucía, Antonia Hierro fichó hace solo dos meses por Justicia por la Sanidad, la asociación contra la corrupción creada por Spiriman y en cuya directiva se integró Hierro para formalizar denuncias contra la Junta de Andalucía. En el caso de que Hierro se presentase a unas elecciones, saldrá de la directiva de la asociación, asegura con determinación Spiriman. Y ella lo asume.

La exregidora de Tomares se ha convertido en una habitual de los vídeos de Spiriman. Aunque sin mencionar en ningún momento la existencia de Creando Futuro, este mismo domingo ha aparecido en un nuevo vídeo, bajo el título «¿Sobran políticos? Yo creo que sí», para hablar de política y sobre el funcionamiento de las administraciones en compañía de otro funcionario crítico de la Junta de Andalucía, Luis Escribano, también próximo a Candel y miembro del medio digital independiente El Demócrata Liberal, alineado con causa del médico granadino.

«Transideológico» y liberal

La formación se presenta en su página web como un partido «disruptivo, distinto a cualquier otro», pensado para una difícilmente gobernable sociedad líquida, como la actual, sobre la que han escrito Zygmunt Bauman o Antonio Muñoz Molina. «Detestamos la partitocracia», reza la breve introducción, en la que Creando Futuro se define como «transideológico» por renegar del tradicional eje izquierda-derecha: «Porque solo tenemos fines que conseguir y preferimos usar la democracia directa para resolver las cuestiones puramente ideológicas que nos enfrentan socialmente».

Esos fines que perseguirá Creando Futuro, cuyo logo es un candado abierto, se resumen un decálogo que aparece en la misma página web: lucha contra la corrupción, más democracia participativa, defensa de la legalidad, blindaje del estado del bienestar, apuesta por las nuevas tecnologías, promoción de perfiles laborales válidos… En materia económica, «más libertad, menos intervención y menos impuestos». Y con primarias.

Creando Futuro se muestra abierto a recibir propuestas de ciudadanos, a quienes el partido anima a salir del anonimato para formar parte del proyecto e involucrarse «en la política institucional», desde el ayuntamiento del municipio más pequeño hasta el Gobierno central: «Los políticos actuales no son tu futuro. ¡Sustitúyelos! ¿Quieres cambiar las cosas? Da un paso al frente y no ocultes tu ambición política. Únete a las miles de personas que ambicionan mejorar el futuro».