Efectos del temporal en la playa de Matalascañas
Efectos del temporal en la playa de Matalascañas - ABC
BALANCE DEL TEMPORAL

Almonte cifra en siete millones los daños «acumulados» en Matalascañas

El equipo de Gobierno socialista exige un plan integral al Ejecutivo, del que critica la poca inversión realizada desde 2012 mientras ensalza el «esfuerzo» de Junta, Diputación y del propio Consistorio

Actualizado:

El Ayuntamiento de Almonte ha cifrado en más de siete millones de euros los daños provocados por los temporales por «efecto acumulado sin actuar» en las infraestructuras del paseo marítimo y uso público de Matalascañas.

Es por ello que en el Pleno celebrado el pasado viernes 9 de marzo, los grupos políticos con representación apoyaron de forma unánime una moción presentada por los socialistas en la que se insta al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a que ponga en marcha un plan integral para el litoral en el municipio, especialmente en la zona urbana de Matalascañas, que «ataje de forma inmediata los problemas que los temporales ocasionan cada año», de los que se deriva el mencionado «efecto acumulado».

La moción solicita «actuaciones constantes e inversiones fijas calendarizadas y variables», así como las «actuaciones necesarias que permitan unas condiciones adecuadas de nuestra playa antes del comienzo de la temporada alta, especialmente tras este temporal».

El concejal de Turismo y Matalascañas, José Miguel Espina, encargado de presentar la moción en el Pleno, sacó a colación el estudio de 2014 presentado por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, dependiente del MAPAMA, en el que se recogían «soluciones definitivas a la erosión del litoral de Huelva», al tiempo que criticaba que no se hubieran llevado a cabo ninguna de las acciones desde entonces hasta hoy.

En dicho estudio, según explicó Espina en el pleno, Matalascañas es calificada como «la zona más vulnerable de todo el litoral onubense» y advierte que «no actuar conllevaría la erosión total de la zona de la playa en el núcleo costero», algo que acabaría con la primera línea de edificaciones hacia 2050.

Frente a ello, el estudio contemplaba la «inminente» puesta en marcha del proyecto ‘Aportación de 2.100.000 m3 de arena y mejora de los dispositivos de retención de la misma en la playa de Matalascañas’. Sin embargo, «la realidad es que no se ha hecho nada, por lo que la situación de nuestra playa es ahora peor que la que presentaba antes de realizarse» (el estudio), lamentó la alcaldesa, Rocío Espinosa, mientras denunciaba que la inversión en la presente legislatura ha sido de «cero euros», algo que denota «una falta de responsabilidad, a la vez que una gran omisión de un deber por parte del Gobierno de Rajoy».

Espinosa prosigue con su crítica al Gobierno central por «reducir de forma drástica» la inversión en el litoral, algo que resulta «inadmisible» para la regidora socialista, que recordó cómo entre 2006 y 2011, -con Zapatero en la Moncloa-, la inversión en el litoral onubense rondó los 11 millones de euros mientras que desde 2012, una vez llegado Mariano Rajoy, se habría reducido a 1,1 millones. En Matalascañas se limitaría a la aportación de 10.000 metros cúbicos de arena realizada en 2014 y a la actuación de emergencia realizada tras el temporal de 2016.

Frente a esta actitud «inadmisible» pone la alcaldesa el «esfuerzo» del Ayuntamiento, la Diputación y la Junta de Andalucía «por la promoción turística del municipio, así como el incremento de la inversión municipal en Matalascañas con programas ambiciosos como ‘Matalascañas accesible’», que “tienen que ir acompañados de la inversión necesaria en el litoral por parte del Gobierno, que es el que tiene las competencias en esta materia”, insistió Espinosa.

La inversión de Rodríguez Zapatero

Los fondos sacados a colación por la alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, y llegados a Almonte durante la etapa del Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero fueron objeto de no poca controversia durante la legislatura municipal inmediatamente anterior a esta. En aquel entonces, el Gobierno municipal del Partido Popular, dirigido por José Antonio Domínguez tuvo incluso que hacer frente a la devolución, con intereses, de un crédito ICO concedido al Gobierno socialista de Francisco Bella, su predecesor, por un importe superior a los tres millones de euros, financiado por el BBVA, del que una gran parte iba destinada en principio a la regeneración del paseo marítimo de Matalascañas que sin embargo se desvió a otros fines, imposibles de justificar para el equipo de Gobierno entrante tras la derrota de Bella por el principio de caja única de la institución municipal, como denunciaron en numerosas ocasiones.