Juan Ignacio Reales, presidente de la Matriz y Raúl Berzosa, autor de la obra presentan el cartel de la Romería del Rocío 2018
Juan Ignacio Reales, presidente de la Matriz y Raúl Berzosa, autor de la obra presentan el cartel de la Romería del Rocío 2018 - MIGUEL ÁNGEL JIMÉNEZ
ROMERÍA DEL ROCÍO

El cartel de la Romería del Rocío 2018 homenajea al Papa San Juan Pablo II

EL pintor malagueño Raúl Berzosa presenta una obra llena de luz que condensa el Misterio de Pentecostés y el papel de María dentro de él

Actualizado:

En este mes de junio se cumplirán 25 años desde que el Papa, hoy Santo, Juan Pablo II, visitara la aldea de El Rocío, y emocionado ante la devoción y el fervor que observó entre los fieles que se congregaban bajo el balcón desde el que se encontraba emitiendo un discurso exclamó aquella célebre «¡Que todo el mundo sea rociero!».

Fue un momento para siempre vinculado a la historia del Rocío que el cartelista de la Romería 2018, el pintor malagueño Raúl Berzosa, no ha querido dejar de reflejar en la obra con la que se anuncian los días en los que se celebrará la peregrinación mariana más importante del mundo.

El cartel, que como ha explicado el sacerdote rondeño Salvador Aguilera, amigo de Berzosa, «condensa el Misterio de Pentecostés y el papel de María dentro de él», es una obra llena de luz en la que, como no podía ser de otro modo, la Virgen del Rocío ocupa el centro de la composición coronada por la paloma que simboliza el Espíritu Santo. Este detalle cobra un sentido especial teniendo en cuenta que el Papa Francisco ha instituido la fiesta de la Virgen María, Madre de la Iglesia, el Lunes del Rocío.

Siete rayos, simbolizando los siete dones del Espíritu Santo, se derraman sobre la imagen de la Blanca Paloma que está enmarcada en la concha de entrada del Santuario Nacional del Rocío, una forma que a su vez hace referencia a la concha que se utiliza en el bautismo, «la puerta por la que uno entra a la Iglesia, la puerta de los Sacramentos», ha explicado Aguilera.

Sobre la composición, de grandes dimensiones, la célebre frase de San Juan Pablo II y las flores que llevaba la Virgen durante la romería el año que beatificaron al Papa, y bajo ella, los datos de la Romería sobre los tonos ocres de la arena del camino.

Junto a la mano de la Blanca Paloma, el escudo de Juan Pablo «como si de una joya más se tratara» y tras la imagen de la Virgen, el Simpecado de la Hermandad Matriz, la primera, y el del Viso del Alcor, la última filial en ser admitida, que concitan a todos los simpecados que representan a la Virgen, «desde el primero hasta el último», ha explicado el pintor malagueño.

Raúl Berzosa, célebre por trabajos de pintura sacra como la que decora el Oratorio de la Hermandad de las Penas de Málaga o el palio de Nuestra Señora del Sol de Sevilla, ha agradecido la confianza depositada en él por la Matriz, una confianza a la que «quería corresponder al cien por cien» y ha mostrado su satisfacción por ser el primer malagueño que realiza el cartel de una Romería del Rocío, así como ha mencionado la colaboración del fotógrafo Manuel Prieto en la elaboración de la obra.

La presentación del cartel anunciador de la Romería del Rocío 2018 ha sido el primer gran momento de la Asamblea de la Hermandad Matriz en la que, a continuación, se ha iniciado el proceso para la elección del próximo hermano mayor.