El piloto onubense tenía mucha experiencia y había participado en campañas de prevención de incendios
El piloto onubense tenía mucha experiencia y había participado en campañas de prevención de incendios - EFE/RUBÉN FRANCÉS
SUCESOS

Desaparecido en Mallorca un piloto onubense que volaba en una avioneta de extinción de incendios

Antonio Alfaro realizaba un vuelo de reconocimiento cuando se perdió su señal minutos antes de la hora programada para volver a la base

SevillaActualizado:

Antonio Alfaro, con 46 años y nacido en Huelva, es un piloto con más de 500 horas de vuelo a sus espaldas en tareas de vigilancia y que además ha colaborado en cinco campañas de prevención de incendios forestales del Govern de Mallorca. Allí se encontraba este martes realizando un reconocimiento ordinario en la zona de Cala Sant Vicenç de Pollença, en una ruta que debía terminar a las 19.30 horas.

Pero Antonio nunca volvió y a partir de ahí se activaron todas las alarmas y se inició el dispositivo de búsqueda que continúa activo este miércoles. Las condiciones de vuelo óptimas, con total visibilidad y sin ningún tipo de incidencia meteorológica, dejan abiertas muchas hipótesis que aún no han sido esclarecidas, aunque la búsqueda se está trasladando durante este miércoles hacia el mar porque el que la aeronave pueda estar por esa zona, «es una probabilidad con mucha fuerza», según ha señalado el director general de Emergencia e Interior mallorquín, Pere Perelló.

No obstante, el director general ha apuntado que «no se ha detectado ningún indicio» que pueda esclarecer qué ha sucedido con la avioneta, y ha destacado que el piloto conocía muy bien la zona que estaba sobrevolando cuando la central recibió la última señal de la aeronave. Además, el trabajo que estaba desempeñando era «rutinario y exento de peligro».

Antonio Alfaro trabaja para la empresa Martínez Ridao Aviación, radicada en Utrera (Sevilla), con la que la administración balear cuenta para la dotación de personal de los medios aéreos que intervienen en la prevención y extinción de incendios. Su hermano, Noel Alfaro, se ha desplazado desde Sevilla a Palma para seguir la evolución de la búsqueda del avión, para la que hay desplegadas unas seis aeronaves, dos medios del Instituto Balear de la Natura (Ibanat), varias embarcaciones de Salvamento Marítimo, cofradías de pescadores de la zona, policías locales y guardias civiles.