Homenaje a la figura de William Martin en el Cementerio de la Soledad de Huelva
Homenaje a la figura de William Martin en el Cementerio de la Soledad de Huelva - ABC
Historia

Flores para «el hombre que nunca existió»

Un homenaje en el Cementerio de Huelva cierra el 75 aniversario de la aparición de William Martin

HuelvaActualizado:

El Cementerio de la Soledad de Huelva ha sido escenario del último acto de homenaje a la figura de William Martin en el marco de la celebración del 75 aniversario de la aparición del cuerpo del «hombre que nunca existió, que ha contado con la presencia de Isabel Naylor, la hija de un trabajador inglés de la Compañía Minera de Riotinto, que siguiendo la tradición de su padre, ha llevado flores a la tumba durante 68 años.

En el cierre del programa que para recordar la localización del cuerpo en la playa de Punta Umbría por un pescador (en la madrugada del 30 de abril de 1943) , la llamada «Operación Mincemeat» (carne picada) , un señuelo que contribuyó a la caída de Alemania en la II Guerra Mundial, se ha entregado a Naylor el acta de defunción del supuesto comandante inglés cuya identidad continúa todavía llena de incógnitas.

En el homenaje, realizado de manera conjunta por los Ayuntamientos de Huelva y Punta Umbría, se han depositado flores en la tumba de Martin. El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha destacado que con motivo del aniversario se ha realzado «un acontecimiento importantísimo en el desarrollo y desenlace de la Segunda Guerra Mundial, en el que las dos ciudades fueron protagonistas por la fuerte presencia inglesa y la existencia de los servicios de espionaje alemanes ».

Cruz ha incidido en «el aspecto sentimental» de una historia que conectó a un trabajador inglés de la Rio Tinto Company Limited con el cadáver de un compatriota suyo, al que desde hace 75 años la familia Naylor ha honrado llevando flores a su tumba, propiciando «gracias a su generosidad y sensibilidad el conocimiento de esta historia ».

Por su parte, la regidora de Punta Umbría, Aurora Águedo, ha puesto de manifiesto la necesidad de continuar investigando la «Operación Mincemeat», sobre la que se ha presentado los últimos estudios de Jesús Copeiro y Enrique Neilsen, los mayores especialistas en estos momentos sobre el episodio histórico.

Naylor ha mostrado una profunda emoción en un acto que le ha traído muchos recuerdos de su padre, el que comenzó en los años 40 a llevar flores a la tumba, una tradición que más tarde continúo ella con 18 años y que ahora lo hará su hija, Gladys Méndez, que también ha estado presente en el homenaje, donde ha asegurado que «la tradición no se va a perder en la familia ni en Huelva, porque ya hay sucesora de la sucesora».