LABORAL

Jornadas de 11 horas sin descanso y comedores en túneles de tierra en una explotación agrícola de Huelva

UGT solicita la intervención de la Guardia Civil en la finca, ubicada entre El Rocío y Matalascañas

UGT ha denunciado la situación que están viviendo los trabajadores de la empresa fresera Surexport en el centro de El Álamo, ubicado entre El Rocío y Matalascañas, dónde las jornadas se prolongan hasta 11 horas de trabajo con 30 minutos de descanso para comer el bocadillo, en unos comedores «indignos» ubicados en túneles de tierra, iguales a los que se utilizan para plantar la fresa y sin duchas para poder asearse».

Según Fitag-UGT, la empresa pasa por encima del Convenio del Campo de Huelva y obliga a los trabajadores a hacer hasta 20 ó 30 horas extras, pagando 6 euros por hora cuando lo estipulado es una retribución de 12 euros, e incluso a trabajar los domingos «bajo amenazas tanto verbales como a través de mensajes telefónicos».

En la jornada de hoy, ha afirmado, algunos trabajadores se han negado a abandonar la finca al ser informados verbalmente por la empresa de una sanción de tres días por no haber trabajado el domingo, después de toda una semana de trabajo y realizando 20 horas extraordinarias. Tras ponerse en contacto el sindicato, el responsable del Sector Agrario, Forestal y el Manipulado Hortofrutícola, Emilio Terrón, se ha personado y ha sido invitado inmediatamente por la empresa a abandonarla, por lo que ha requerido la intervención de la Guardia Civil.

Ante la insistencia del responsable del sector agrario en presencia de las fuerzas del orden, la empresa se ha visto obligada a comunicar por carta a los trabajadores la sanción, siendo la primera vez que usa este método. Carta que la organización aportará la Inspección de Trabajo para que investigue lo que está ocurriendo en cada centro de trabajo de Surexport - con una plantilla de unos 500 trabajadores- y en sus almacenes.

 

Toda la actualidad en portada

comentarios