CONSEJO DE PARTICIPACIÓN DE DOÑANA

La Junta llevará a los tribunales el gaseoducto de Doñana si el Gobierno Central no paraliza el proyecto

José Fiscal tacha de «muy grave» el informe del CSIC que advierte del riesgo sísmico que conlleva la construcción del almacén de gas en Doñana

Juan Pedro Castellano, Director del Espacio Natural, y José Fiscal, Consejero de Medio Ambiente
Juan Pedro Castellano, Director del Espacio Natural, y José Fiscal, Consejero de Medio Ambiente - ABC
MIGUEL ÁNGEL JIMÉNEZ GARCÍA Almonte - Actualizado: Guardado en: Andalucía Huelva

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía amenaza con llevar a los tribunales el proyecto de construcción del almacén de gas en el suelo del Espacio Natural de Doñana si el Ministerio de Industria no paraliza oficialmente el proyecto Marisma Occidental tras el informe emitido por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). En dicho informe, el organismo, dependiente del propio Ministerio de Economía e Industria, advierte del riesgo sísmico que presenta el proyecto y aconseja su paralización hasta que sea valorado en conjunto –ya que se dividió en cuatro subproyectos-, y no por separado.

Para José Fiscal, consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, este informe «nos parece muy grave y nos confirma lo que muchas voces decían, que había que hacer una valoración conjunta y que había que incidir sobre los riesgos sísmicos que el proyecto podía suponer para el entorno» y exige que sea el Ministerio de Industria quien paralice oficialmente el proyecto Marisma Occidental –uno de los tramos-, que retire las evaluaciones de los cuatro subproyectos y realice una única valoración conjunta. Si el Gobierno central desoyese esta exigencia, la Junta acudiría a la Justicia para que sea ésta «la que paralice el proyecto».

El consejero ha realizado esta valoración en la sesión del Consejo de Participación de Doñana celebrada hoy en el Centro Internacional de Estudios y Convenciones Ecológicas y Medioambientales de Almonte, en el que se han tratado otras cuestiones relacionadas con el estado del espacio natural como el incendio que ha afectado a unas 8.500 hectáreas de su entorno, la situación de los regadíos de la comarca, de los acuíferos o el último informe emitido por la Unesco.

Sobre este último punto y sobre el estado de conservación de los acuíferos, el presidente del Consejo de Participación de Doñana, Miguel Delibes, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Antonio Ramón Guinea han mostrado cierta diferencia de puntos de vista ya que, mientras el primero ha admitido su contrariedad a la hora de «comprar y vender etiquetas» o de que «se utilice como publicidad que no lo han declarado en peligro», el presidente del ente gubernamental celebra que la Unesco «reconozca que se están haciendo esfuerzos y gestionando con buenos métodos».

En cuanto al estado de los acuíferos, mientras Delibes ha asegurado que «parte del acuífero está peor de lo esperado y es motivo de preocupación», Guinea ha lanzado un mensaje de «moderado optimismo» ya que dentro de las circunstancias adversas, con altas temperaturas y un periodo de cinco años de bajas precipitaciones, la zona de la Rocina, la de peor estado, «ha experimentado una mejora notable». En este sentido, el presidente de la Confederación ha elogiado las medidas acometidas por el Estado, como la compra de la finca Los Mimbrales o el trasvase de agua desde el Tinto Odiel Piedras, entre otras.

El cumplimiento del Plan de Ordenación de la Corona Forestal ha sido otro de los puntos de interés de la jornada, un punto «social y ecológicamente complicado», como ha valorado Delibes, del que el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal ha asumido discrepancias a la hora de valorar la «velocidad» con la que se está aplicando el plan, que supone además un conflicto abierto con los agricultores de la comarca del Condado. "Estamos haciendo lo que está en nuestra mano, con mucha valentía, mucho trabajo y con sufrimiento, eso es innegable, pero es nuestra obligación y vamos a seguir por ahí», ha advertido.

Sobre lo que sí ha habido acuerdo es en el sentir general por la pérdida originada por el incendio que el pasado 24 de junio calcinaba 8.500 hectáreas del entorno de Doñana. Sobre este particular, José Fiscal ha advertido que los trabajos de recuperación se harán como el grupo de trabajo científico técnico decida.

Toda la actualidad en portada

comentarios