Huelva

Un lepero paga 25.000 euros por tener un año en su casa una réplica de la Virgen de la Bella

Manuel Mora ofreció la última puja, celebrada al terminar el camino de ida de la romería de la patrona de Lepe

El «Pendón» –izquierda– es la única replica oficial y bendecia de la Virgen de la Bella de Lepe
El «Pendón» –izquierda– es la única replica oficial y bendecia de la Virgen de la Bella de Lepe - ABC

Un vecino del municipio onubense de Lepe, Manuel Mora, ha pagado 25.000 euros para poder tener en su casa durante un año el «Pendón», la única réplica oficial de la patrona de Lepe, Nuestra Señora de la Bella, que se subasta cada año con motivo de su romería.

Mora cerró una puja que se inició cuando terminó anoche el camino de ida de la romería, la de más duración de las que se celebran en la provincia de Huelva, ya que sus primeros actos tienen lugar el viernes por la tarde, y termina en la madrugada del martes.

No obstante, este año la fiesta está condicionada por las obras en la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, que ha hecho que la imagen de La Bella no haya presidido el camino junto a los romeros, sino que los haya esperado en su propia ermita.

Los 25.000 euros de este año, a pesar de ser una cifra alta, están aún por detrás del récord que tiene esta iniciativa, que en 2006 fue cerrada en 30.000 euros, cifra que se repitió en 2009.

La subasta del pendón es abierta por los rematantes de la edición del año anterior, y son muchas las personas que pujan por llevarse a casa este icono, la única réplica «oficial y bendecida» de la Virgen de la Bella, una imagen que, según la leyenda, fue encontrada por unos pescadores cerca de donde hoy se celebra la romería, hace más de 500 años.

La puja ha llegado a tener tanto seguimiento que en la edición de 2007 ya fue abierta con un precio de salida de 12.000 euros.

Cerrar la subasta da derecho a los rematantes a tener en su casa el pendón durante todo un año, hasta la romería siguiente, así como a presidir los actos oficiales que celebre la Hermandad de La Bella durante el año, mientras que durante el año es llevado a las casas de los leperos que lo soliciten, sobre todo personas enfermas que lo reclaman para tenerlo en su casa durante unas horas.

Toda la actualidad en portada

comentarios