Comunicaciones

Llega el primer tren a la nueva estación de Huelva con expectación y retraso

Decenas de personas se acercan a las instalaciones, ya en funcionamiento tras una inversión de 46,2 millones

HuelvaActualizado:

La Avenida Escultora Miss Whitney es un ir y venir desde primera hora de la mañana. Este 25 de abril de 2018 ya está escrito en la historia de Huelva como el de la entrada en funcionamiento de la nueva estación de tren y el adiós definitivo a la que desde finales del siglo XIX se ha encargado de dar la bienvenida tanto a visitantes como los onubenses, de regreso a casa.

Grupos de vecinos - con mayoría de personas mayores- desfilan desde El Punto, El Matadero y la Alameda Sundheim en dirección a la entrada provisional que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) ha preparado para acceder al edificio, un hueco de alrededor de cuatro metros abierto en el muro que históricamente separa la ciudad de las vías del tren.

Por esta abertura, se pasa a un camino asfaltado –rodeado a uno y otro lado por una malla metálica- que conduce hasta la estación. Es lo que se encontrará de forma temporal el viajero cuando pise Huelva tras bajarse del tren. «La verdad es que la estación está muy bien, pero esto no está preparado, podían haber esperado un tiempo más y que tuviera otra entrada más decente», comenta una mujer a mitad del camino.

Dentro, decenas de personas curiosean por el edificio aún en obras en algunas zonas y esperan junto a los andenes - con expectación- la llega del primer tren a la estación, un cercanías procedente de Sevilla que tenía prevista la llegada a las 11.38 horas. A pesar de los ensayos de megafonía, algo falla en el momento y la llegada no puede anunciarse. Con nueve minutos de retraso sobre el horario señalado, el tren hace su entrada entre aplausos, cámaras de fotos y alguna ovación.

A los mandos de la máquina, un veterano con más de 20 años de trayectoria en Renfe, el onubense Diego Martín, que asiste al nacimiento de la nueva estación y hace tres días (el pasado domingo) asistió a la defunción de la antigua. «Inauguramos lo que tanto tiempo llevamos soñando », comenta. «Me siento bastante emocionado y un poco nervioso de ver a tanta gente ».

De los primeros vagones, Manuel J. Cartes baja casi de un salto, es el primer pasajero en poner los pies en tierra. Viene desde San Juan del Puerto, donde vive cerca del apeadero de Renfe. «Me parece un poco impersonal por lo que he visto, la otra tenía un carácter histórico. Si el desarrollo ha venido a la estación, será bienvenido» .

Las nuevas instalaciones, que se ubican a unos 800 metros al este de la antigua estación han supuesto una inversión cercana a los 46,2 millones de euros. Disponen de una superficie total aproximada de 1.200 m2 e incluye vestíbulo principal, locales comerciales y otras zonas de uso público.

A esta dotación se añaden un total de cuatro vías en ancho ibérico, equipadas con traviesas de doble ancho para permitir su adaptación al ancho estándar. A las vías se accede por dos andenes de viajeros conectados con la cabecera de andenes y el vestíbulo, a los que se suma un andén técnico para el personal de Adif y Renfe.

Entre la noche del 22 de abril y la madrugada de hoy se han realizado una serie de trabajos de conexión del haz de vías de la estación con la vía general Sevilla-Huelva, lo que ha motivado la interrupción de la circulación ferroviaria.

Para ello se interrumpió la circulación entre Huelva Mercancías y la antigua estación de Huelva Término, sin afectación al ramal ferroviario al puerto de Huelva. Una vez realizada la conexión de vías con la nueva estación de Huelva se procedió a realizar las pruebas de fiabilidad de los sistemas, prácticas de los maquinistas y puesta en servicio comercial de las nuevas instalaciones, tras la autorización de la Agencia de Seguridad Ferroviaria (AESF).

La fecha de apertura elegida responde, según ADIF, al deseo de generar la mínima afección a los usuarios del ferrocarril por la necesidad del corte de tráfico durante los tres días de transición en un tramo de baja demanda entre la feria de abril y el puente de mayo, donde se prevé un incremento importante de viajeros según las previsiones de Renfe.