El joven onubense Marcos Rosa ya ha encontrado donante de médula
El joven onubense Marcos Rosa ya ha encontrado donante de médula - Alberto Díaz
Sanidad

Marcos Rosa, comienza la cuenta atrás para el trasplante del joven de Huelva

El onubense que padece leucemia iniciará el proceso en febrero tras encontrar un donante 90% compatible

HuelvaActualizado:

Empieza descontar días del calendario para iniciar el proceso de trasplante de médula que ponga fin a la leucemia que le quiso romper la vida cuando tenía 17 años y que se ha empeñado en volver, con dos recaídas desde entonces. Marcos Rosa, el joven onubense que cogió sin querer la llama de Pablo Ráez en la lucha contra la leucemia, enfrenta ahora nueva fase en su enfermedad, su enésima batalla.

«Tengo muchas ganas de entrar en ese mes». En el centro de Huelva, desde donde viene lanzado su mensajes a todos los rincones de España y más allá de sus fronteras, explica los de 'ese mes'. Se trata del tiempo aproximado que permanecerá ingresado y en aislamiento – ya conoce lo que es estar en tal situación- en una habitación en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Su madre seguirá el mismo régimen que él en cuando al aislamiento de todo contacto con el exterior. «Las condiciones son buenas y hay una cama también para el acompañante», aclara sonriente.

El trasplante, la última opción que le han dado los médicos después de los tratamientos que ha recibido en dos recaídas, va a ser posible al encontrarse una médula compatible al 90% de una persona joven de Alemania. «Es una medula muy buena, nos asegura mucho éxito y un porcentaje bajo de volver a recaer, lo que no quiero pensar, yo voy partido a partido, guerra a guerra», subraya.

La gran noticia le llegó hace sólo dos días, justo en la jornada de su 27cumpleaños. «Era la sorpresa, el regalo, que tantas ganas tenía de recibir». 

Los servicios médicos españoles que se encargarán de la transfusión están en contacto permanente con los de Alemania para coordinarse y ajustar las fechas de la extracción de sangre del donante y la transfusión a Marcos.

Inicialmente, ha explicado, el joven ingresará entre el 10 y el 14 de febrero para, días después (del 14 al 16) someterse a sesiones de radioterapia, a las que seguirán otras de quimio hasta el 18 de febrero. Hay una horquilla de cuatro días de descanso entre la última sesión de quimio y el trasplante y después un periodo de unas dos semanas para que el cuerpo de Marcos acepte la nueva médula y comience a funcionar por sí sóla, ha dicho.

El joven continúa su campaña. «Es verdad que quiero ponerme bien, quiero curarme, pero no es una guerra que solo tenga yo, somos muchos. Me aucero de Víctor, de tres añinotls de Valeria, de José Antonio... Tenemos que seguir luchando y que esto se vuelva educacional, todos debemos ser donantes, de médula, de sangre de órganos., podemos ayudar a muchas personas», ha subrayado. 

Marcos ha insistido el proceso para tomar células madre a un donante no es doloroso. «En una balanza, salvar una vida por media hora mareado o dos días con un poco de anemia, merece la pena.Con un bocadillo de jamón, la anemia y los mareos se van».