La Guardia Civil ya se encarga del caso de un menor que agredió a otra con una navaja en Beas
La Guardia Civil ya se encarga del caso de un menor que agredió a otra con una navaja en Beas - ABC
Sucesos

Un niño de 11 años saca una navaja y hiere a una menor en un parque en Beas (Huelva)

La niña agredida le recriminó que hubiera importunado a su hermana de solo 8 años

HuelvaActualizado:

La familia de una menor ha denunciado ante la Guardia Civil de Moguer la agresión de un niño de 11 años a su hija -también menor de edad-, que supuestamente la atacó con una navaja y la hirió tras una discusión, cuando ambos se encontraban jugado en un parque en el pueblo de Beas. 

Según ha relatado Sara Lozano, madre de la agredida, la niña de 12 años salió junto a su hermana pequeña (8 años) a jugar al parque y, en un momento, cuando discutía con uno de los chicos que se encontraban en el lugar, el presunto autor de la agresión insultó a la hermana pequeña, lo que provocó su reacción, increpándolo para que no se metiera con su hermana.

Fue entonces cuando «sacó una navaja y, como jugando a los gladiadores, comenzó a moverla de un lado a otro para dar a mi hija», ha detallado, lanzándole una vez incluso en dirección al rostro, momento en el que la niña se cubrió la cara y «le alcanzó el brazo, con el que se tapaba para defenderse».

Un chico de algunos años más que se encontraba en el parque acudió en su ayuda, según Lozano, y empujó al agresor en un intento de quitarle la navaja, que cayó al suelo. El menor se incorporó del suelo «e intentó darle a mi hija también con la navaja en el estómago», lo que no consiguió porque el otro chico se la arrebató y la tiró al cesped. Por último, el presuto autor la cogió y huyó del lugar. 

«Una persona conocida me llamó cuando las niñas estaban algo calmadas, porque ellas y otras amigas estaban llorando y con miedo», ha contado, por lo que los padres fueron de inmediato al parque y de ahí a un centro de salud para que le curaran las heridas a la niña, heridas localizadas en el brazo,  superficiales y que describe como arañazos de defensa. 

Lozano ha indicado que mañana se le practicará una analítica a la niña ya que «se desconoce de donde sacó la navaja el niño...se dice que la cogió de un coche», por lo que hay que «asegurar que mi hija está bien», ha dicho para añadir que se encuentra «indignada» ya que «nadie de la familia del niñ que atacó a mi hija me ha llamado y sé que lo saben proque la misma persona que me añlertó a mí, los había llamado a ellos».