Imagen cedida por Adeli junto a su hija
Imagen cedida por Adeli junto a su hija - ABC
Sucesos

El novio de la menor desaparecida de Niebla, ante el juez

La Guardia Civil le abre diligencias como investigado por delito de inducción a un menor a abandonar el hogar

HuelvaActualizado:

El joven que acompañó a la menor de Niebla María Adela Rodríguez durante las siete semanas que ha permanecido – de forma voluntaria- fuera de su casa, tendrá que responder ante la Justicia.

Tres días después de que la pareja decidiera poner fin a un periplo por tierras portuguesas que ha mantenido en vilo a los padres y familiares y ha movilizado a fuerzas policiales de España y Portugal para tratar de localizarlos, la Guardia Civil ha instruido diligencias contra el novio, C.M.P., en calidad de investigado por un delito de inducción a un menor a abandono de hogar.

Según ha podido confirmar ABC, las diligencias han pasado ya a manos de los juzgados de Moguer, ante los que tendrá que comparecer de nuevo una vez se lleve a cabo el reparto del asunto.

El joven, con el que María Adela comenzó una relación a finales del pasado verano, tiene 22 años de edad, mientras que la chica de Niebla solo 16 años.

Desde que se produjo la marcha de la menor de su casa, el pasado 10 de diciembre, decidieron esconderse en Portugal. Pasaron la primera noche tras la huida en Tavira, en el Algarve portugués, alojándose en un hotel en el que sólo se registró el joven.

Posteriormente, viajaron en dirección norte, hasta llegar a Braga, donde decidieron parar y permanecieron dos noches, registrándose los dos en el establecimiento hotelero en el que se alojaron. En aquel momento se les perdió la pista, aunque permanecieron por la zona, en un pueblo próximo a Lisboa, desde donde regresaron a la provincia de Huelva.

Una vez en suelo onubense, en Manzanilla, iban a tomar un autobús al pueblo del que C.M.P. es originario cuando fueron vistos y alguien dio aviso por teléfono al padre del chico, que fue en su búsqueda. En el camino, paró al autobús en el que viajaban su hijo y María Adela, y los trasladó al las dependencias de la Guardia Civil de la Palma del Condado, desde donde se avisó, en la tarde del pasado viernes, a los padres de la menor.