Temporeras junto a sus viviendas en una finca de Almonte
Temporeras junto a sus viviendas en una finca de Almonte - ALBERTO DÍAZ
AGRICULTURA

La patronal fresera de Huelva se persona en los casos de presuntos abusos sexuales a temporeras

La asesoría jurídica inicia los trámites en los procesos abiertos en los juzgados de Moguer, La Palma y Huelva

HuelvaActualizado:

La Asociación Interprofesional de la Fresa Andaluza (Interfresa), que aglutina a las organizaciones de productores y comercializadores -Asaja-Huelva, Coag, Faeca, Upa y Freshuelva-, están en trámites de personarse en los procesos abiertos en distintos juzgados de la provincia por presuntos abusos sexuales y laborales enexplotación agrarias.

El mismo día que saltaba el tercer caso en un mes, tras las denuncias presentadas por un grupo de trabajadoras en una finca de arándanos de Aljaraque, la patronal fresera decidía en comisión de gobierno – celebrada el pasado lunes- ejercer de acusación particular en los procesos abiertos en los juzgados de Moguer, Huelva y La Palma del Condado, a los que la Guardia Civil y la Policía Nacional han trasladado las denuncias de los supuestos abusos.

El gerente de Interfresa, Pedro Marín, ha indicado que hoy mismo la asesoría jurídica de la organización ha comenzado a dar los pasos para personarse en las distintas causas, subrayando que desde la patronal hay «tolerancia cero» con los abusos.

Desde el sector comenzó hace dos décadas a utilizar las contrataciones en origen para garantizarse la mano de obra durante las campañas, «tiene sus mecanismos y existen medios de control, sindicatos y ONG que conocen la situación en el campo, por lo que la Justicia estaría tomando cartas desde hace tiempo si se tratara de una práctica habitual y las trabajadoras no repetirían una temporada tras otra desde hace años», ha manifestado en declaraciones a ABC.

Marín ha expresado la preocupación de las organizaciones por «la dignidad» de trabajadoras y trabajadores. «No se puede tolerar este intento de generalización del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), que está señalando no solo a los agricultores sino a los cargos intermedios y a los demás trabajadores», acusaciones que considera responden al intento del SAT de implantarse en la provincia onubense.

Antes del caso de Aljaraque, por el que fue detenido el encargado de la explotación – miembro de una ETT- , fueron denunciados un empresario de Almonte por varias de sus trabajadoras – pendiente de ser citado a declarar ante los juzgados de La Palma del Condado-y otro capataz en Moguer, que también fue detenido por abusar presuntamente de varias mujeres a su cargo en la finca.