María Adela Rodríguez Escala y Cristian Mateo Pérez
María Adela Rodríguez Escala y Cristian Mateo Pérez - A.C.
Desaparecidos

La Policía portuguesa sitúa a la joven desaparecida en Niebla y a su novio en la zona de Tavira

Un mes después de la «huida voluntaria» las familias manifiestan estar «destrozadas» por no tener noticias de la pareja, que podría haber cambiado de imagen

SEVILLAActualizado:

Hoy 10 de enero se cumple un mes de la desaparición de María Adela Rodríguez, una menor de 16 años de Niebla (Huelva), y Cristian Mateo Pérez, de 22 años y de la localidad vecina de Villalba del Alcor. La hipótesis que se sigue barajando es que fue una huida voluntaria por de la paerja, pero desde entonces las familias no han tenido ningún contacto con ellos.

La búsqueda continúa pero poca información trasciende de las investigaciones que se están llevando a cabo por el grupo de personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Huelva que tiene contacto directo con la Policía portuguesa. Precisamente ABC Sevilla ha tenido acceso a un email del pasado día 8 de enero del Departamento de Investigación Criminal de Braga en el que afirman que María Adela y Cristian «se encuentran al sur del país (Portugal), en la zona de Tavira».

Esta última información reforzaría las primeras hipótesis que ubicaban a ambos los primeros días de su desaparición voluntaria en la zona de Tavira, en el Algarve portugués, alojándose en un hotel en el que sólo se registró el joven. Desde este punto viajaron en dirección norte hasta llegar a Braga donde decidieron parar y permanecieron dos noches. En este caso, los dos se registraron en el hotel en el que se alojaron. A partir de este día, 12 de diciembre, se les perdió la pista. De hecho ambos cambiaron de imagen para dificultar ser identificados, precisó el padre de la menor.

Un mes después, según sigue el email al que ha tenido acceso ABC Sevilla, la Policía de Braga ha terminado las diligencias de búsqueda en esta ciudad por su conocimiento de que están en la zona sur del país fronterizo. Son las últimas noticias de una huida que ha dejado destrozadas a ambas familias.

«Estamos destrozados»

La familia de Cristian no se había pronunciado por el momento. La hipótesis de que su hijo pudiera haber inducido a María Adela los puso en el centro de todas las críticas y la Guardia Civil les aconsejó no hablar por los medios de comunicación ni pronunciarse por las redes sociales, hasta hoy. «Estamos destrozados, sólo queremos que vuelva mi hijo», afirmaba Isa, la madre de Cristian.

A pesar de que en algunos medios han precisado de que los padres de Cristian tienen contacto con él, su madre, en declaraciones a este medio, lo ha negado y se ha mostrado «destrozada» después de un mes sin tener noticias de su hijo. «No sabemos nada, ojalá. Estoy en contacto con la Guardia Civil y lo que nos dicen es que no saben nada», sentenció.

Por su parte, Adeli Escala, la madre de María Adela, sigue volcada con la búsqueda de su pequeña de 16 años. Agobiada por no tener noticias explica que ha abierto una página en Facebook, «Buscando a María Adela», en la que todos pueden aportar su granito de arena para encontrar a su hija. Este martes publicaba un mensaje de desesperación en el que pedía a su hija que volviera después de un mes sin saber nada de ella.

Posible pena de prisión

Mientras llegan noticias nuevas y no, la Guardia Civil continúa con la búsqueda de María Adela, menor de edad, y de Cristian. Este último señalado por presunta inducción al abandono del hogar de la menor y que deberá dar explicaciones ante un juez por un delito tipificado en el artículo 224 del Código Penal. Si finalmente se averiguara que Cristian ha inducido a María Adela a abandonar su hogar, éste se podría enfrentar a una pena de seis meses a dos años de prisión, según fuentes policiales.