Tribunales

Preocupación en Aljaraque tras la puesta en libertad del sospechoso de abusar de menores en un colegio

Una madre afirma que sacaron a su hija del centro escolar en coche y que había más de un adulto

Instalaciones del colegio de Aljaraque donde tuvieron lugar los presuntos abusos
Instalaciones del colegio de Aljaraque donde tuvieron lugar los presuntos abusos - ABC
M. Rosa Font Huelva - Actualizado: Guardado en: Andalucía Huelva

«Tiene una orden de alejamiento de las niñas pero eso no nos garantiza que no se pueda acercar en algún momento o que tome alguna represalia». La madre de una de las menores que fue objeto de abusos sexuales en el Colegio El Puntal de Bellavista (Aljaraque) a manos presuntamente de un limpiador ha expresado la preocupación entre las familias tras la puesta en libertad del supuesto autor hace poco más de una semana.

Los presuntos abusos saltaron a la luz en la primera quincena del pasado noviembre, tras la detención por la Policía Nacional del trabajador de la limpieza, J.L.E., que según la versión de la madre, comenzó a acercarse previamente a las menores para que no les resultara un extraño. «Les ponía música y charlaba con ellas mientras él limpiaba y las niñas jugaban», afirma la madre en declaraciones a ABC.

La mujer, que ya confirmó su denuncia ante el juzgado que investiga los hechos, mantiene que a su hija y a otras víctimas (hay seis denuncias de momento) se las llevaron del colegio en coche y que había más de un adulto, presuntamente en horario de comedor y a algún domicilio particular.

«Recuerdo el día que mi hija me contó algo a lo que no daba crédito, después de haberme negado durante mucho tiempo que sus amigas-os sí pero que ella no, ese día me empezó a contar y el corazón me dio un vuelco y a medida que me contaba mi corazón se aceleraba cada vez más, el relato según avanzaba se iba convirtiendo en algo rocambolesco, yo no daba crédito, no podía creer lo que estaba escuchando, era tan de adultos – se lamenta- que resultaba imposible que una niña de cinco años se inventara semejante historia, imposible que una niña tan pequeña me diera tantos detalles de algo que jamás había visto ni oído y que por supuesto no entran en la educación de esa edad».

«Ha estado a punto de destrozar su vida»

En un escrito remitido a ABC, señala que los investigados por la isntructora, «han roto los esquemas de mi vida y de mi familia. Esta escoria ha estado a punto de destrozarlas vidas de unos niños que si no se llega a detectar a tiempo habría sido demoledor y habría continuado en el tiempo incluso con otros. Mi intención no es alarmar, es contar una realidad, unas personas que ve diariamente por el entorno escolar y otras personas que no pertenecen a él y que será difícil identificar, pero no imposible».

«Estas personas –añade- directa o indirectamente han vendido a mi hija y a las de otros padres al mejor postor. Suelo tener la convicción de que la vida da a cada uno lo que merece y voy a agarrarme a eso para creer que así será, y la justicia hará pagar lo que ha hecho esa gentuza con nuestros hijos».

«Mi hija olvidará, su corta edad hará que así sea y doy gracias por ello, pero yo no, a mí me quedará la impotencia, la indignación, la rabia y el dolor; sobre todo el dolor que cada noche me inunda y me consume al pensar en el sufrimiento de mi niña, en el terror vivido y en el calvario por el que ha pasado», lamenta la mujer.

Además del limpiador, ha sido detenida por los mismos hechos la responsable del comedor, R.Z., ambos por supuestos delitos de abusos sexuales y de elaboración de pornografía infantil. Además, hay otras tres monitoras del comedor que están siendo también investigadas en principio por omisión del deber legal de asistencia menor, cargo que se añade a la responsable del comedor.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios