Tribunales

Procesan al conductor que arrolló a un Guardia Civil en Huelva tras huir de un control

Se le imputan atentado a agente de la autoridad, conducción temeraria y bajo la influencia de drogas, daños y lesiones

HuelvaActualizado:

El juzgado de Instrucción 3 de Huelva ha ordenado que continúe la causa contra el conductor que en octubre de 2016 arrolló a un guardia civil en Huelva capital después de huir de un control de carretera, por lo que fue perseguido hasta su detención ya en la ciudad.

Los hechos sucedieron cuando dos agentes le dieron el alto en la carretera de entrada a Huelva y el conductor desoyó las órdenes y continuó la marcha hasta adentrarse en el casco urbano.

Tras la persecución, los agentes colocaron las motos para taponarle la salida en una calle pero el conductor no paró, arrollando presuntamente en esta maniobra al menos a uno de los guardias. Uno de los agentes le ordenó que parara el motor y no acató la orden, acelerando supuestamente el coche, momento en el que un agente realizó dos disparos, alcanzándole en uno de los brazos.

Ahora, la instructora ha dictado auto de transformación en procedimiento abreviado, por lo que se le procesa por los delitos de atentado a agente de la autoridad utilizando vehículo a motor, conducción sin permiso, temeraria y bajo los efectos de las drogas, además de dos delitos leves de lesiones dolosas y continuado de daños.

El conductor, un conocido de las fuerzas policiales y colaborador de un traficante, fue detenido en casa de un familiar posteriormente, después de huir también tras arrollar al agente y recibir un disparo, por lo que fue intervenido en el Hospital Juan Ramón Jiménez. En la persecución y maniobras fueron dañados más de una decena de coches.