El empresario onubense Jose Manuel Garrido
El empresario onubense Jose Manuel Garrido - EFE
Tribunales

«El Tiburón» anota una nueva condena por delito urbanístico

El empresario de Punta Umbría estafó a cientos de trabajadores en 2010 con una falsa oferta de trabajo en Dubai

HuelvaActualizado:

El empresario onubense que convirtió en Punta Umbría en lugar de peregrinación de cientos de trabajadores de todos los puntos de España con una falsa oferta de trabajo en Dubai (Emiratos Árabes), con la promesa de 600 euros diarios en pleno comienzo de la crisis, suma una nueva condena a las que lleva ya a sus espaldas.

Ocho años después de que aquella macroestafa, el Juzgado de lo Penal 1 de Huelva ha condenado al referido empresario, José Manuel Garrido, conocido con el alias de «El Tiburón», por delito urbanístico a un año de cárcel -con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena- y multa de doce meses con una cuota diaria de seis euros e inhabilitación especial para el ejercicio de la promoción o construcción de cualquier obra durante dos años.

En esta ocasión, Garrido adquirió –junto a su hijo, también condenado- una finca rústica en el término de Aljaraque que parcelaron desde 2010 de forma ilegal, con la idea de venderla en cinco subparcelas de unos 2.000 m2, tras instalar en ellas casa de madera o similares.

De esta forma, padre e hijo, en calidad de promotores, edificaron en suelo no urbanizable y sin licencia municipal, al menos cinco viviendas de madera – o material similar prefabricado-, con una planta, sobre suelo de hormigón fijo y de entre 50 y 90 m2, distribuida en varias habitaciones y con baños-aseos.

Dos de las casas han sido utilizadas por El Tiburón y su hijo como segundas residencias, mientras otras fueron vendidas en documento privado, una adquirida a los acusados por un compador por unos 20.800 euros y, al comprobar que no se podía construir, ha instalado una roulote y una tienda de campaña.

Posteriormente, en junio de 2013, Garrido anunció en Internet - en la página mil anuncios.com"- la venta de parcelas en la finca reseñada por un precio de 60.000 eruos, con casa construida (incluía fotos) y de 25.000 euros sin ella.

Poco después la situación fue detectada por agentes de la Policía Nacional adscrita a la la Junta de Andalucía, que remitió informe a la Fiscalía, iniciándose la investigación que les ha llevado a Juicio.

«El Tiburón» fue condenado en 2004 por un delito de Defraudación Tributaria y en 2011 y 2015 por estafa, una por venta de vehículos -en Huelva y Zaragoza- y la segunda por la falsa oferta de trabajo. Su hijo, F.J.G.F. fue condenado por estafa y ahora a seis meses de cárcel también por un delito contra la ordenación del territorio.