La plaza de España de Torredelcampo
La plaza de España de Torredelcampo - GMAPS

Admiten un robo, pero se culpan unos a otros de la muerte de un anciano

Los dos moradores de la vivienda donde entraron se depertaron cuando les sintieron dentro y se enfrentaron a los asaltantes

JAÉNActualizado:

Los tres acusados como autores materiales del robo en la casa de dos ancianos en Torredelcampo (Jaén) han admitido el asalto ante el tribunal que les juzga en la Audiencia de Jaén, pero se han echado la culpa unos a otros sobre la autoría de la muerte del anciano, de 87 años. A las otras dos personas que se sientan en el banquillo se les acusa de haber sido los instigadores del robo por señalar el domicilio de la casa de los ancianos como un blanco fácil donde hacerse con un botín de más de 100.000 euros.

La Sección Tercera de la Audiencia de Jaén juzga desde este lunes a cinco individuos acusados de matar de matar a un anciano, de 87 años, y agredir a su hermana, de 84 años, para robarles en su casa en la noche del 30 al 31 de enero de 2015.

Los tres acusados como autores materiales del robo y de la muerte del anciano así como de las lesiones a la anciana han indicado que planearon el golpe después de que uno de ellos contactara con un vecino de Torredelcampo que fue el que les aseguró que era un golpe «sin riesgos» y «seguro» puesto que un familiar de los ancianos aseguraba que estos escondían en su casa más de 100.000 euros, además de diversas joyas.

Precisamente, A.M.C., y D.V.P., son los dos vecinos de Torredelcampo que se sientan en el banquillo por estos hechos. Los tres acusados restantes son extranjeros y han declarado que el acuerdo pasaba por dar el golpe y entregar 5.000 euros a Antonio M.C. y otros 10.000 a V.P.

La madrugada del golpe nada salió bien. Accedieron a la casa de los ancianos forzando la reja de una ventana, pero ya en el interior cuando buscaban el dinero, el anciano se despertó y también su hermana. A partir de aquí comienzan a moverse las versiones para determinar quien o quienes de ellos tres fueron los autores de los numerosos golpes que costaron la vida al anciano.

El que sí ha admitido abiertamente que agredió a la hermana ha sido I.D.B. que ha reconocido haberla atado las manos y haberle propinado dos puñetazos en la boca y otros dos más en las costillas.

Por su parte, A.M.C. ha reconocido que él intentó buscar a gente en su pueblo para dar el golpe y que al final se lo comentó a I.D.B. cuando coincidió con él trabajando en la campaña de recogida de aceituna. Sin embargo, ha dicho que lo propuso en un momento en el que se encontraba enganchado a las drogas. Con el tiempo «me arrepentí y lo dejé», ha señalado A.M.C., que ha insistido en que cuando ocurrieron los hechos ya se había olvidado de haber intentando llevar a cabo el golpe.

El otro vecino de Torredelcampo, D.V.P., el que supuestamente era familiar de los ancianos y había dado el soplo para que se ejecutara el robo, ha señalado ante el tribunal que no tenía ningún tipo de parentesco con las víctimas y ha rechazado haber formado parte del acuerdo para el asalto y posterior reparto del botín.

Según relata en Ministerio Fiscal, los tres presuntos ejecutores del robo -S.C., de 35 años; F.B.P., de 25 años; y I.D.B., de 31 años-, se trasladaron desde Zaragoza a Torredelcampo para cometer. Para ello, según relata el fiscal, saltaron la tapia de la vivienda de los ancianos y forzaron un barrote de metal para poder acceder al interior.

«Mientras que buscaban por la casa objetos de valor fueron sorprendidos por los moradores y ante la resistencia del anciano lo agredieron físicamente causándole lesiones que derivaron en el fallecimiento», dice el escrito. También agredieron a la hermana del fallecido a la que causaron lesiones que provocaron 46 días de impedimento y 134 días de curación.