La inspección no ha detectado ningún caso de xylella en los olivares andaluces
La inspección no ha detectado ningún caso de xylella en los olivares andaluces - ABC
Agricultura

Alarma en Jaén por la detección de la xylella en un olivar de Madrid

La bacteria, que ha devastado numerosas plantaciones en Italia, se propaga con rapidez

JaénActualizado:

La xylella fastidiosa es una bacteria asesina. En concreto, mata olivos. En España ha acabado con un millón de ejemplares y en España acaba de descubrirse el primer caso en Madrid, donde la plantación de este cultivo es escasa si se compara con Andalucía, cuya principal provincia productora, Jaén, observa preocupada esta irrupción.

Así, la organización agraria Asaja considera que el hecho de que se haya detectado xylella fastidiosa en un olivo de Madrid es motivo inquietud para la provincia de Jaén. No en vano, ha aclarado, la detección de este caso desmonta la teoría de que la bacteria no sobrevive en climas fríos, como es el madrileño o el jienense.

La organización ha exigido de inicio que se adopten medidas, entre las que destaca las de librar indemnizaciones para posibles afectados con el fin de que ningún olivicultor silencie la plaga si la bacteria infecta su olivar. Además, ha planteado la necesidad de extremar las medidas fitosanitarias en viveros.

El caso de Madrid, confirmado por el Ministerio de Agricultura y la Consejería del ramo de la comunidad madrileña, afecta sólo a un ejemplar, pero, a juicio del gerente de Asaja en Jaén, Luis Carlos Valero, es preciso estar preparado ante posibles casos de xylella. Aunque Valero ha felicitado a la Junta por los controles preventivos realizados, que hasta ahora han dado resultados negativos, insiste en que hacen falta tomar otras medidas.

En concreto, ha pedido que consignen indemnizaciones establecidas para posibles afectados que cubran las pérdidas de la tala de los árboles afectados, extremo que hay que llevar a cabo, según el gerente de Asaja, porque la propagación de la bacteria es rápida. Valero ha recordado que su organización realizó esta misma solicitud cuando la xyella se detectó en almendros de Alicante, cuyos propietarios, al no contar con suficiente apoyo económico, se niegan a arrancar sus árboles.

En este sentido, el dirigente agrario ha recordado que aunque el protocolo exige que se arranque los árboles infectados, es preciso que apoye al agricultor la Administración autonómica, que es la que tiene las competencias en esta materia.