El alcalde de Jaén, Javier Márquez, en el Ayuntamiento.
El alcalde de Jaén, Javier Márquez, en el Ayuntamiento.
Política

El alcalde de Jaén participará en la manifestación contra el Gobierno y la Junta para pedir inversiones

Advierte al Ministerio de Hacienda que peligran las nóminas si fuerza el pago rápido a proveedores

JaénActualizado:

El alcalde de Jaén, Javier Márquez, participará el próximo 17 de diciembre en la manifestación convocada por la plataforma Jaén Merece Más en protesta por la discriminación política de la ciudad. La movilización se plantea especialmente contra el Gobierno español y la Junta de Andalucía, por lo que la presencia del regidor evidencia su malestar por la falta de inversiones de ambas administraciones. Aunque puntualiza que estará presente a título de ciudadano, la participación de Márquez hay que leerla en clave política porque llega tras la exclusión de Jaén de la iniciativa territorial integrada, que prevé invertir fondos europeos en determinados municipios.

La elección del segundo municipio más importante de la provincia, Linares, como beneficiario de los fondos ha generado una considerable polémica en el conjunto de la provincia y especialmente en la capital, cuyo Ayuntamiento considera discriminatoria la decisión. También lo cree así la sociedad, representada por Jaén Merece Más, que aglutina a un centenar y medio de colectivos. La plataforma considera una traición que las administraciones central y autonómica no hayan tenido en cuenta la difícil situación socioeconómica de la ciudad para priorizarla en el reparto de los fondos.

La crítica también tiene como destinatario el Ayuntamiento, administración cuya deuda, 600 millones de euros, le impide realizar inversiones relevantes. De hecho, a duras penas cumple con el pago del salario de los trabajadores, por lo que el regidor se cura en salud ante la llegada de una carta del Ministerio de Hacienda en la que le amenaza con intervenir las cuentas municipales por incumplir el plazo máximo del pago a proveedores. Tras aclarar que no ha recibido aún la carta, advirtió de que la intervención del Ayuntamiento no resolvería el problema, salvo que la administración central sufrague la cantidad que adeuda el consistorio.

El Ayuntamiento de Jaén adeuda a proveedores 72,3 millones de euros y paga en un plazo de 553 días. La normativa obliga a que lo haga en 60 días como máximo. El alcalde es consciente de la situación, pero advierte de que con los fondos de que dispone tendría que detraer el dinero del capítulo uno para hacer frente a este pago. Es decir, correría peligro el pago de las nóminas de los trabajadores del Ayuntamiento. De ahí su convencimiento de que la amenaza no pasará a mayores, tanto más cuanto que, según asegura, el Gobierno central es consciente del esfuerzo del consistorio jiennense por cumplir con la ley en materia económica.