Juan Fernández, alcalde de Linares
Juan Fernández, alcalde de Linares - ABC
Política

El alcalde de Linares sopesa presentarse por otro partido tras ser expedientado por el PSOE

Juan Fernández se considera víctima de una cacería política derivada de sus críticas a Susana Díaz

JaénActualizado:

El alcalde de Linares, Juan Fernández, del PSOE, no descarta optar de nuevo al cargo por otra fuerza política al validar Ferraz la suspensión de militancia decretada por sus correligionarios de Jaén por presuntas irregularidades contables. Tras cinco mandatos consecutivos como regidor, el único munícipe socialista de la provincia enfrentado a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se resiste a dejar expedito el camino a quienes su entorno acusa de urdir una cacería política contra su persona para servirle la pieza a la dirigente autonómica.

Traidores y cobardes son palabras que emplea el alcalde para referirse a los compañeros que han forzado la suspensión cautelar. Tiene claro que el detonante del expediente disciplinario no ha sido la supuesta irregularidad en la gestión de la agrupación, sino la crítica constante a Díaz por los incumplimientos de la Junta de Andalucía con Linares, sintetizada en la falta de inversiones en el parque empresarial de la factoría de automóviles Santana Motor, cuyo cierre en 2011 ha convertido a la ciudad en un cementerio industrial.

El respaldo de PSOE federal a la suspensión cautelar invalida su intención de presentarse a las primarias para competir contra el actual secretario general socialista de Linares, Daniel Campos, uno de los muchos ahijados políticos de Juan Fernández que han hecho carrera política tras desvincularse de él y cobijarse bajo el amparo de la ejecutiva provincia. Campos será previsiblemente el candidato a la alcaldía, pero no tiene asegurado sustituir en ella a Fernández por el desgaste experimentado por la formación socialista tras 20 años en el poder municipal.

En este contexto, si el alcalde concurre finalmente por otras siglas a las próximas elecciones municipales, reduciría aún más las posibilidades de su partido de repetir mandato. Consciente de la incertidumbre que genera, Juan Fernández no desvela su decisión, en tanto que acusa al aparato socialista de confabular para impedir que optar a la reelección, lo que le parece un atropello a una persona que milita en el PSOE desde hace 40 años.

Juan Fernández está convencido de que el expediente disciplinario se deriva únicamente de su decisión de hablar claro, en tanto que otros no lo hacen porque, en su opinión, priorizan sus intereses a los de su ciudad, la de más paro de España. Tanto es así que, según ha expuesto en ocasiones, mientras otros socialistas linarenses aceptaban cargos, él rechazó en los pasados comicios generales su inclusión en la lista del PSOE para el Senado.