Alumnos de la Academia de la Guardia Civil de Baeza
Alumnos de la Academia de la Guardia Civil de Baeza - ABC
Sanidad

Atienden a 41 personas de la Academia de la Guardia Civil por probable intoxicación alimentaria

La Junta activa un protocolo tras comprobar que presentaban los mismos síntomas y proceden del mismo lugar

JaénActualizado:

Una posible intoxicación alimentaria ha motivado que 41 personas procedentes de la Academia de la Guardia Civil de Baeza precisen atención médica. La Junta de Andalucía ha activado el protocolo sanitario preceptivo para atender al elevado número de afectados, que presentaban los síntomas (diarrea, vómitos y fiebre) que se corresponden con esta enfermedad.

La cifra de intoxicados ha aumentado desde que el sábado, 5 de mayo, se produjo el primer caso. Ese día, 33 miembros de la Academia fueron atendidos en el centro de salud de Baeza y en el hospital San Juan de la Cruz de Úbeda. Hoy, 8 personas más con síntomas de intoxicación alimentaria han sido tratadas en ambos espacios sanitarios.

La Junta activó el protocolo a primera hora de la mañana de ayer, una vez tuvo constancia de la situación a través de la empresa pública de emergencias sanitarias 061, informada a su vez por el centro de salud de Baeza, que alertó de la presencia de numerosos enfermos con signos de haberse intoxicado.

Inmediatamente, la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía ordenó, según informa Europa Press, el incremento de facultativos para atender a los enfermos en el centro de salud de Baeza, a cuya plantilla habitual se sumaron un médico y dos enfermeras, dado que el servicio provincial de salud pública de la administración autonómica lo consideró necesario tras comprobar que los primeros pacientes tenían idénticos síntomas y procedían del mismo lugar.

Los técnicos del servicio provincial de Salud Pública se desplazaron hasta Baeza para realizar las encuestas a las personas afectadas que marca el protocolo. También visitaron las instalaciones de la cocina de la Academia de la Guardia Civil al objeto de comprobar el proceso de los alimentos servidos desde el jueves con la intención de identificar el origen de la intoxicación.