El cierre de la factoría de automóviles Santana Motor empeoró la situación laboral de la comarca de Linares
El cierre de la factoría de automóviles Santana Motor empeoró la situación laboral de la comarca de Linares - ABC
Economía

Casi la mitad de los trabajadores de Jaén cobra un sueldo similar al salario mínimo de Bolivia

Un informe de la Agencia Tributaria revela que miles de empleados perciben mensualmente menos de 328 euros

JaénActualizado:

Cerca de la mitad de la población trabajadora jiennense percibe como remuneración laboral una media de 328 euros al mes. Lo denuncia Comisiones Obreras, que esgrime como prueba un informe de la Agencia Tributaria. De cuya lectura se deduce que casi el 40% de los empleados de la provincia cobra un sueldo similar al salario mínimo aprobado por sus respectivos gobiernos en países como Bolivia, Ecuador y Paraguay.

El informe sobre mercado de trabajo aclara que el 39,6% de los empleados jiennenses gana menos de 327,6 euros al mes. Es decir, su sueldo está por debajo de la mitad del salario mínimo interprofesional vigente en España. De hecho, el riesgo de pobreza severa en la clase trabajadora jiennense dobla la media nacional, ya que en el conjunto del país el 20,9% de los empleados cobra tan poco dinero. En Andalucía la provincia con el porcentaje más bajo es Málaga, donde el 26% padece este problema.

Por grupos de edad, el salario medio de los menores de 18 años en Jaén es de 4.008 euros al año. Los jiennenses de entre 19 y 25 años perciben anualmente 6.157 euros, en tanto que los ingresos de los que tienen entre 26 y 35 años rondan los 9.121 euros. A la juventud hay que añadir el sexo como factor discriminatorio, dado que el porcentaje de mujeres que cobra menos de 1.000 euros mensuales es casi el doble que la de hombres.

Los datos del informe contrastan con el discurso político dominante, triunfalista, que incide en la recuperación económica, avivada, según expone, por el apoyo oficial a la actividad empresarial. Y que obvia que parte de la problemática laboral de la provincia se deriva de la escasa eficacia de las administraciones públicas en la gestión de determinadas grande empresas, como la factoría de automóviles Santana Motor y la industria cárnica Molina.

Las ciudades donde estaban radicadas ambas empresas no se han recuperado laboralmente del cierre. Antes bien, crece en ellas el desempleo. Así, entre abril de 2017 y abril de 2018 el paro ha subido más de 3 puntos en la capital, sede de Cárnicas Molina, fábrica de alimentación en la que en su mejor época trabajaron cerca de 1.200 personas. Ahora, en la ciudad buscan empleo 9.758 personas, esto es, el 19,37% de la población.

En Linares la situación es sensiblemente peor, ya que las 7.017 personas registradas en el Instituto Nacional de Empleo como demandantes de trabajo suponen el 27,22% de la población activa de la segunda ciudad en importancia de la provincia. El porcentaje supone un incremento de casi 5 puntos más que el registrado el mismo mes del año anterior. Con la agravante de que el paro real estimado es del 44,5%, según datos recientes del Instituto Nacional de Estadística.