Víctor Santiago, en el bar donde atiende a los ciudadanos que le solicitan una reunión.
Víctor Santiago, en el bar donde atiende a los ciudadanos que le solicitan una reunión. - ABC
Política

Un concejal del Ayuntamiento de Jaén atiende las visitas en un bar por falta de despacho

Considera que es una venganza del equipo de gobierno por no apoyar su gestión

JAÉNActualizado:

El concejal del Ayuntamiento de Jaén Víctor Santiago lleva a cabo su gestión municipal en un bar por falta de despacho. Santiago, que se califica a sí mismo como un edil itinerante, despacha con una media de 5 personas diarias, a las que invita a café en el establecimiento. El lugar de la cita sorprende a los ciudadanos, a los que explica que les atiende en ese lugar porque el equipo de gobierno del PP se niega a cederle una estancia en el consistorio.

Víctor Santiago concurrió a las elecciones autonómicas por Ciudadanos, cuyos 3 concejales fueron expulsados por desavenencias con la dirección regional. De manera que forma parte del grupo de no adscritos, junto a Salud Anguita e Iván Martínez, también ex ediles de la formación liderada por Albert Rivera, que sí disponen de despachos. La primera, que ahora pertenece a Vox, ocupa un espacio en la primera planta, junto al de los concejales del equipo de gobierno, en tanto que Martínez, cuenta con un despacho en la sociedad municipal de la vivienda, de la que es vicepresidente.

A juicio de Santiago, la falta de sintonía política con el PP subyace tras el rechazo a cederle un despacho para que desarrolle su trabajo. El equipo de gobierno ha disfrazado la negativa de promesa incumplida. En este sentido, asegura que le han dado largas desde que en el primer trimestre del año solicitó una habitación en la que atender a los ciudadanos, quienes, una vez asimilado el cambio, le exponen sus cuitas en una mesa de bar en lugar de hacerlo en el Ayuntamiento.

El concejal no adscrito admite que se le ofreció la posibilidad de contar con un despacho en el departamento de cementerios, pero se negó porque considera que la ubicación del mismo impide que el trabajo sea percibido por los jiennenses. En cambio, ahora, son muchos los que, según asegura, le piden cita en el bar, que de esta manera ha ganado clientela. Lo que explica que diversos restauradores hayan solicitado al edil que traslade el despacho a sus establecimientos.