Trabajadores del hospital Doctor Sagaz protestan por el cierre del servicio de cocina
Trabajadores del hospital Doctor Sagaz protestan por el cierre del servicio de cocina - ABC
Sanidad

El SAS gasta en transportar alimentos lo que escatima en el menú de hospitales de Jaén

La plataforma por la Sanidad Pública denuncia que el coste real del servicio, adjudicado a una empresa privada, es muy inferior

JaénActualizado:

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) paga a una empresa privada por el transporte de alimentos para enfermos hasta el hospital Doctor Sagaz una cantidad muy superior al coste real del servicio, según denuncia una fuente de la plataforma por la Sanidad Pública. Y la beneficiaria es la misma empresa a la que desembolsa poco más de 5 euros por las 4 comidas diarias que proporciona a cada uno de los pacientes ingresados en el complejo hospitalario de Jaén. El colectivo sugiere que, para compensar, le da 5.317,60 euros mensuales por transportar los productos desde el hospital Neuro-Traumatológico hasta el centro sanitario de crónicos, distante a sólo 12 kilómetros.

El camión en el que la camioneta que lleva a cabo el reparto por la mañana y por la noche realiza a diario aproximadamente un trayecto de 48 kilómetros. Un experto del sector de transporte consultado cifra en torno a 370 euros mensuales el consumo de gasolina en función al itinerario y al peso de la carga, que es reducido, ya que en el hospital hay ingresados de media alrededor de 70 pacientes, por lo que que el vehículo lleva un número de bandejas equivalente en cada porte.

Pero, ¿y el desgaste de la camioneta? A este respecto, el jefe de un taller mecánico aclara que el deterioro es mínimo porque las revisiones para cambiar el aceite y los filtros, que cuestan en torno a 300 euros, se realizan cada 20.000 kilómetros. En este caso, cada 13 meses. Y como la sustitución de los neumáticos se lleva a cabo cada 40.000 kilómetros, el cambio de ruedas de un vehículo que sólo se utilizara para este menester tendría lugar cada 31 meses.

De modo que por un servicio que cuesta anualmente en torno a 5.000 euros, el SAS paga 63.811,20 euros. Ante esto, la Plataforma critica que el pliego de condiciones de la Consejería de Salud haya fijado una cantidad tan elevada para beneficiar a una empresa privada sin que haga falta. Explica en este sentido que el SAS cuenta con conductores en plantilla y con vehículos suficientes como para que esta labor la llevaran a cabo trabajadores públicos. De ahí que considere incompresible que se realice un desembolso de esta naturaleza. Consultada la dirección del hospital sobre este denuncia, ha rechazado hacer declaraciones. 

Los trabajadores, empero, sí las hacen. Aclaran que para que los alimentos no se enfríen durante el desplazamiento la empresa adjudicataria cuenta con tecnología en la cocina del hospital. Una fuente de este servicio resalta que introducen los menús en una máquina que alcanza una temperatura de 120 grados. Las bandejas llegan así aún calientes, pero el proceso redunda negativamente en el valor nutricional de los alimentos que consumen los pacientes de este hospital desde que el año pasado se cerró el servicio de cocina.

Para la plataforma, el cierre del servicio, que ha generado movilizaciones, no tiene razón de ser, dada la elevada cantidad que el SAS paga a la empresa elegida por su plataforma logística para que suministre víveres al complejo hospitalario y para que transporte las comidas hasta el centro de crónicos. La fuente muestra su extrañeza por la contradicción que supone suprimir un servicio para abaratar costes y pagar por otro por encima del precio de mercado.