Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda, donde fue atendido el niño - ALBERTO ROMÁN
Sucesos

Investigan la violación de un niño de 9 años por parte de compañeros de colegio en Jaén

Los presuntos agresores tienen edades comprendidas entre los 12 y los 14 años

JaénActualizado:

Un niño de de nueve años ha sido presuntamente violado por un grupo de menores en un colegio de Chilluévar, en la Sierra de Cazorla. Los presuntos agresores, que estudian también en este centro, tienen edades comprendidas entre los 12 y los 14 años. La Junta de Andalucía ha abierto una investigación para determinar si se ha producido el delito.

Los hechos se produjeron, al parecer, la semana pasada en horario escolar. En concreto, durante el recreo. El menor fue atendido en el hospital San Juan de la Cruz, de Úbeda, donde se le diagnosticaron lesiones equivalentes a las que produce una violación. El centro ha expulsado como medida cautelar a cuatro alumnos.

La Delegación de Educación de la Junta de Andalucía compila información para aclarar el suceso. Según parece, no es la primera vez que el niño era víctima de agresiones por parte de compañeros del colegio, quienes le habrían amenazado para que no denunciara el acoso.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, la consejera de Educación, Sonia Gaya, ha incidido en que, pese a la necesidad de ser «muy cautelosos» en el asunto, la protección del menor es «fundamental», por lo que, tras la activación del protocolo pertinente, se ha procedido a la expulsión, sin perjuicio de otro tipo de iniciativas según transcurra el desarrollo de la investigación, en coordinación con la propia Fiscalía de Menores.

Gaya también ha confirmado que la víctima no ha acudido al centro y se encuentra en su domicilio, si bien no cuentan con más datos porque la familia no ha querido hacer más manifestaciones sobre un hecho «muy grave, gravísimo». Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha declarado sentirse «horrorizada» por los hechos y ha pedido «protección» para el menor víctima de los hechos y su familia.

Menores «inimputables»

Desde la Delegación del Gobierno en Andalucía han confirmado que la Guardia Civil está investigando el caso y «realizando los informes oportunos». Así lo ha indicado este jueves el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, quien ha explicado que la Benemérita está «a expensas de la iniciativa» que adopte la Fiscalía de Menores, que es «la competente en esta materia».

En ese sentido, el delegado ha recordado que los menores supuestamente involucrados en este asunto «son inimputables en algunos casos», puesto que sus edades «parece que oscilan entre los doce y los 14 años», siendo alumnos de primer y segundo curso de la ESO, según las primeras informaciones.

Ha explicado que la Guardia Civil se puso este miércoles por la noche «en contacto con la familia del menor» supuestamente violado y está realizando «los informes oportunos», de forma que «se está recabando la información y desarrollando la investigación» oportuna, y «todo ello se trasladará a la Fiscalía de Menores, que es la competente en esta materia».

El delegado ha precisado que este miércoles por la noche aún se estaba «formalizando la denuncia» sobre esta supuesta violación, por lo que aún no podía confirmar detalles de la misma «tal como está presentada».

El delegado ha confirmado que «todos nos hemos puesto a disposición de la familia para ayudarles, asesorarles en la medida de lo posible, tanto la Guardia Civil como las autoridades sociales y educativas de la comunidad autónoma», al tiempo que ha recordado que las decisiones que se adopten en el ámbito educativo -como posibles expulsiones de alumnos- «corresponden a la comunidad autónoma».

«Falta de protección»

Desde la ONG Save the Children ha denunciado los fallos en la prevención y detección de los casos de violencia contra los menores y ha insistido en la necesidad de una Ley integral que erradique todas las formas de violencia contra la infancia incluido el abuso sexual y el acoso escolar. Save the Children ha asegurado que la falta de medidas de prevención y detección de la violencia que se ejerce hacia los niños «pueden llegar a provocar situaciones tan graves como esta».

«Es totalmente inadmisible que un niño de 9 años esté siendo violado y no existan mecanismos que permitan prevenir y detectar estos abusos ni en el entorno escolar ni en el familiar», ha considerado esta ONG.

Para el director general de Save the Children, Andrés Conde, el Estado «está fallando a estos niños, dejándolos desprotegidos ante agresiones que pueden provocarles daños físicos y psicológicos irreparables».