Miles de personas han participado en la manifestación contra la clase política.
Miles de personas han participado en la manifestación contra la clase política.
Movilización ciudadana

Jaén dice basta ya a su clase política con una multitudinaria manifestación

Más de 6.000 personas participan en un acto para pedir inversiones

JaénActualizado:

Media hora antes de que empezara la manifestación sólo una persona estaba en el punto de partida. El termómetro, que marcaba 41 grados a la sombra, y la tradición (Jaén es una provincia desmovilizada), jugaban en contra del acto, pero finalmente ni el calor ni la apatía, señas de identidad jiennenses, han evitado que más de 6.000 personas participaran en la manifestación contra la clase política organizada por 160 colectivos ciudadanos que reclaman inversiones para la provincia con el lema Jaén merece más.

El éxito ha sorprendido incluso a los propios organizadores, que no preveían una respuesta tan contundente de la sociedad, que se ha sentido cómoda en una movilización en la que no se han proferido consignas políticas ni se enarbolaron banderas. Y a la que no habían sido invitados los representantes públicos.

La pancarta que encabezaba la manifestación aludía a la discriminación histórica de la provincia, sintetizada en la falta de alta velocidad ferroviaria, en la carencia de una autovía que la vertebre por su eje central, así como en la pérdida de industrias y en el elevado desempleo. Cuestiones domésticas, de la capital, como la suciedad de la ciudad, la inactividad del tranvía o la falta de inversión en los barrios también han contribuido a que a las 7 de la tarde, hora de inicio de la manifestación, una multitud se congregara en la plaza de la estación de Renfe.

Uno de los organizadores, Trino Martínez, secretario de la asociación de agencias de viaje, ha expuesto que los ciudadanos tienen que conseguir que su provincia deje de ser marginada respecto al resto de territorios andaluces. En su opinión, no es de recibo que cuando en Jaén se pinta un paso de cebra en Sevilla se construye un puente y en Málaga se inaugura un museo. Además, dijo, ambas provincias, al igual que las del resto de Andalucía, excepto la jiennense, se benefician del turismo masivo. En este sentido, criticó que sólo un puñado de los 35 millones de turistas que visitan la comunidad autónoma elija como destino a Jaén.

La multitudinaria movilización no tiene apenas precedentes en Jaén, una provincia acostumbrada a dar la callada por respuesta. En esta ocasión, sin embargo, el hartazgo ciudadano ha doblado el pulso al conformismo marca de la casa. Los organizadores, sin embargo, no las tienen todas consigo porque son conscientes de que la clase ausente intentará politizar el movimiento para dinamitar la unidad de acción.