Dirigentes políticos, junto a vitrina donde se exponen piezas de la necrópolis ibera de Toya.
Dirigentes políticos, junto a vitrina donde se exponen piezas de la necrópolis ibera de Toya. - ABC
JAÉN

El museo Arqueológico Nacional de Madrid homenajea a la cámara sepulcral ibera de Toya

Conmemora con una exposición el primer centenario de su declaración como monumento histórico artístico

JaénActualizado:

La cámara sepulcral de la necrópolis ibera de Toya, localizada en el municipio jiennense de Peal de Becerro, fue declarada monumento histórico artístico en 1918. Un siglo después el museo Arqueológico Nacional conmemora hasta el próximo mes de junio este primer centenario. Lo hace con una muestra de varias piezas que suelen estar guardadas y que ahora se exponen en la llamada vitrina cero, un espacio abierto en 2017 donde el centro museístico exhibe objetos que complementan las exposiciones permanentes.

La dirección del museo ha seleccionado 14 piezas que ha calificado de esenciales, debido a su relevancia. La selección se centra en la importancia de los ajuares en las necrópolis íberas con lo que se pueden ver cráteras (vasijas donde se mezclaba el vino con agua), urnas globulares, cuencos y un broche de cinturón. Son piezas escogidas de la colección de más de 1.000 objetos que llegó al museo entre los años 1919 y 1922, tan sólo 11 años después de que, de forma casual, fuera descubierto el yacimiento.

La cámara sepulcral está datada a principios del siglo IV antes de Cristo y acogió el enterramiento de un personaje regio junto a otras personas vinculadas a su figura, que fueron enterradas con posterioridad, tal y como lo demuestra la amplia cronología de los ajuares que se han encontrado. El enterramiento está considerado como uno de los mejores ejemplos en la arquitectura funeraria íbera.

Junto a los enterramientos, también se hallaron 3 cráteras tres cajas de piedra, cerámica ibérica, restos de armas, elementos de ruedas y una escultura de un animal. Además de las piezas expuestas en vitrina cero, hay otras que forman parte de la exposición permanente del museo y que se pueden contemplar en las salas 10, 11 y 13.

La delegada del Gobierno en Jaén, Ana Cobo, el vicepresidente de la Diputación de Jaén, Manuel Fernández, y la alcaldesa de Peal del Becerro, Ana Rubia, han intervenido en el acto institucional organizado en Madrid con motivo de esta celebración. También han participado la delegada de la Junta de Andalucía en Madrid, Candela Mora, y el director del museo, Andrés Carretero, además del arqueólogo, Manuel Molinos, de la Universidad de Jaén.

Cobo ha indicado durante su intervención que la Cámara de Toya es uno de los principales exponentes de un extraordinario legado histórico. Se distingue de otros por su gran aportación al conocimiento de los ritos funerarios del pueblo íbero, según ha aclarado la delegada, en tanto que el vicepresidente de la Diputación ha resaltado que el descubrimiento de la cámara de Toya situó a Jaén en el mapa arqueológico ibero, donde, ha añadido, aún permanece por la apuesta de la Junta de Andalucía y de la administración provincial.