POLÉMICA

«No te pases de... flamenco»: la campaña contra las agresiones sexistas que indigna entre el cante jondo

El Ayuntamiento de Jaén recomienda a los críticos que, antes de hablar, usen el diccionario de la RAE

JaénActualizado:

Una campaña impulsada por el Ayuntamiento de Jaén para potenciar el respeto a las mujeres en la próxima feria de San Lucas ha indignado al mundo del cante jondo porque lleva por nombre Stop flamencos. A causa de las críticas, la portavoz del equipo de gobierno, Reyes Chamorro, ha tenido que puntualizar que el consistorio utiliza la palabra en su sexta acepción del diccionario de la Real Academia, la que define a la persona flamenca como «chula e insolente».

La campaña, curiosamente, no se sustenta en hechos que la hagan necesaria. En este sentido, la portavoz popular admite que en las anteriores ediciones de la feria ninguna mujer ha denunciado agresiones sexistas ante la policía local. A pesar de eso, el alcalde, Javier Márquez, ha resaltado en la presentación de la iniciativa que tiene un carácter preventivo.

En cuanto al nombre, uno de sus concejales, Manuel Heras, responsable del departamento de juventud, resalta que se ha intentado que la denominación encajara con la feria. Como quiera que son de otra opinión las organizaciones relacionadas con el flamenco, la portavoz considera que las críticas se derivan de una mala interpretación y aclara que en modo alguno se pretende hacer referencia a este género musical.

Reyes Chamorro, tras instar a todos los jiennenses a sumarse a la iniciativa, critica las críticas, por cuanto considera que ni tienen sentido ni se corresponden con la intención de la campaña. Al respecto, reprocha a quienes se han sentido ofendidos que no hayan buscado el significado del término flamenco en el diccionario de la Real Academia Española. De haberlo hecho, apostilla, sabrían que la palabra tiene hasta once significados, chulo entre ellos.

De manera que, según resalta la dirigente municipal, quien quiera polemizar se equivoca si plantea que la frase encierra una alusión a los intérpretes o aficionados de este género musical. Antes bien, la propia campaña desea a las mujeres que el único flamenco que escuche durante la feria sea el que se canta en las casetas.